Fiesta en el San Benito de Porcuna entre plantilla, junta directiva y aficionados hueteños. / CDHV

Tercera División RFEF

En Las Viñas ya se cuece algo nuevo

El Club Deportivo Huétor Vega seguirá siendo equipo de Tercera División tras haber cuajado una buena temporada

ALEJANDRO PORCEL Huétor Vega

El CD Huétor Vega seguirá siendo equipo de Tercera tras haber cuajado una buena temporada, en la se ha conseguido el objetivo algo más tarde de lo esperado. Comenzaba la última jornada con cuatro equipos jugándose la categoría. Huétor Vega y Real Jaén dependían de sí mismos para lograr este objetivo; Torreperogil y Alhaurín de la Torre debían de ganar, esperando un pinchazo de los primeros. El Huétor se presentó en Porcuna con ideas claras y desde el primer momento se hizo con el control del cuero y las ocasiones. Finalmente, Pedro Amate y Rober Prieto fueron los encargados de materializar el buen juego y de darle esos tres cruciales puntos.

Los hueteños habían hecho los deberes, pero tenían que esperar al resultado que se diera en el Nuevo La Victoria de Jaén para confirmar la posición en la que concluyen la temporada. Con los posibles arrastres de Segunda RFEF, cualquier cambio en la clasificación podía suponer un descenso de categoría, aunque a priori se hubiera terminado en puestos de permanencia.

Tras un final de infarto en Jaén, donde los locales sufrieron una remontada histórica por parte del Atlético Malagueño, el CD Huétor Vega vio cómo pasó de terminar en la duodécima posición de la tabla a hacerlo en la undécima posición, dos puestos por encima del descenso. Debacle en La Victoria y fiesta en el San Benito de Porcuna entre plantilla, junta directiva y aficionados hueteños, que se habían desplazado a tierras jienenses para animar a su equipo en tan determinante partido. El trabajo estaba hecho y tocaba disfrutar del premio.

Ya se trabaja en la 2022-2023

Apenas una semana después del broche de la temporada regular ya se trabaja en Las Viñas con la vista puesta en la 2022-2023. En el club son conscientes de que con un par de refuerzos pueden conseguir que el equipo dé ese pequeño salto que le permita mirar hacia arriba y optar a cotas más altas. El objetivo es claro: no sufrir en la última jornada y llegar con el trabajo hecho a los últimos duelos de la campaña. Quedan algo más de tres meses para que se reanude la competición, pero en Las Viñas ya se cuece algo nuevo.