El waterpolo de Huétor llega a la fase de ascenso por la puerta grande

El waterpolo de Huétor llega a la fase de ascenso por la puerta grande
  • Cuando a finales de verano nació el Club de Waterpolo de Huétor Vega, el objetivo de su presidente, Pío Salvador, podía sonar algo ambicioso: ascender a la Primera División Andaluza. Sin embargo, su actuación en los partidos del sábado contra el Motril y el domingo frente al Marbella demostraron que merecen esa posición más que de sobra. Y de hecho, esas dos victorias (el sábado 13-7 y el domingo 15-7), han permitido que el equipo hueteño se sitúe primero de la tabla y pase a la fase final de ascenso, que comenzará el 22 de febrero.

 

El partido del sábado frente al Motril se presentaba fácil, lo que hizo que el equipo adoptara una posición más relajada. El entrenador optó por sacar a jugar a los menos habituales para no cansar a todos de cara al partido del día siguiente. Sin embargo, tal y como narra Pío Salvador, "el exceso de confianza nos llevó a jugar muy mal en defensa y precipitados en ataque lo que dio lugar a que el Motril hasta el último cuarto fuera empatado con nosotros. En el último cuarto comenzamos a jugar con más cabeza y pudimos irnos en el marcador por 5-6 goles. Ciertamente esta actitud tan mala nos sirvió para despertar del pedestal de los últimos triunfos y hoy apelando a la seriedad en defensa hemos jugado un partido espectacular".

El miedo aparecía de cara al partido del domingo contra el Marbella, hasta ese momento primera de grupo y principal rival. Sin embargo, fue más fácil de lo esperado. Un comienzo fuerte dejó un parcial de 5-1, y tras un segundo cuarto de transición 1-1, el resto fue pan comido. "La superioridad ha sido aplastante, sobre todo por la solidez en defensa, las ayudas entre compañeros, y las paradas del portero a los tiros del perímetro. El resultado final de 15-7 ha sido justo y ha demostrado la superioridad en el agua", cuenta un orgulloso presidente, que espera que lo cosechado dé sus frutos a partir de finales de febrero.