El CD Huétor Vega celebra la permanencia en el San Benito de Porcuna. / CDHV

Tercera División RFEF

El CD Huétor Vega amarra la permanencia con una victoria solvente en Porcuna

El club hueteño ganó 0-2 y deja resuelta su continuidad en la categoría, a la que llegó en 2016, en un feliz desenlace liguero

RAMÓN PELAYO Huétor Vega

Domingo épico para el CD Huétor Vega. El primer equipo de fútbol del municipio metropolitano seguirá una temporada más en Tercera División (ahora llamada Tercera RFEF). El plantel verdinegro ganó ayer con solvencia en su visita al campo del Atlético Porcuna (0-2), lo que garantiza la permanencia. El club hizo historia en 2016, cuando ascendió por primera vez en su historia a Tercera, y ahí continúa seis años después.

Los goles de Pedro Amate (MVP del conjunto hueteño ayer) en el minuto 41 y Rober Prieto en el 48 sellaron el triunfo más valioso de la campaña del CD Huétor Vega. La entidad de Las Viñas venía de sufrir una dura goleada en casa ante UD Torre del Mar (1-6), la peor derrota del equipo en categoría nacional, por lo que la presión era máxima en la salida a Porcuna.

Alegría de la expedición hueteña en las gradas. / CDHV

Una presión que ahora sufre el Real Jaén, que pasó del júbilo al luto en diez minutos y deberá esperar a la finalización de Segunda RFEF para saber si mantiene la categoría. Dos arrastres de equipos andaluces de los dos grupos de Segunda RFEF mandarían al histórico Real Jaén a ese pozo del que el Huétor Vega, en principio, se ha salvado. Aunque tendrá que esperar hasta el 15 de mayo para confirmarlo definitivamente, el CD Huétor Vega permanecerá una temporada más en el grupo noveno de Tercera RFEF. Solo el descenso de cuatro equipos de Segunda RFEF arrastraría al CD Huétor Vega y, a falta de tres jornadas, no hay ningún conjunto en esa tesitura.

Decía el poeta T. S. Eliot que abril es el mes más cruel. Y pudo serlo para el CD Huétor Vega, que jugaba el último domingo de abril un duelo a vida o muerte en Porcuna. El infierno o la gloria en el último suspiro, en el último partido de la temporada. Así que el estadio San Benito fue el escenario de un tenso desenlace. «Nos jugamos seguir en la categoría una temporada más y no podemos fallar. Mañana toca darlo todo», anunciaba el club en redes sociales horas antes de viajar y dejarse la piel sobre el césped a mediodía, con un frío impropio de estas fechas.

Igualdad

El técnico, Manuel Moreno 'Rizos', apostó por un once con Juan Galisteo, Pedro Pérez, Chavo, Rafa Martínez, Antonio Salvatierra, Peri, Rober, Jorge Molina, Peli, Paco Ariza y Migue Peinado. En el banquillo partían Andrada, Migue Quevedo, Pedro Amate, Tomás, Eric, Raúl Fernández y Carlos Gómez.

La primera parte ante el Atlético Porcuna comenzó con máxima igualdad, con dos centenares de personas contemplando el espectáculo. Nadie terminaba de hacerse con el control del cuero y la batalla táctica por controlar la zona impedía la llegada a las áreas. Esa igualdad fue la tónica hasta el minuto 41, cuando Pedro Amate, que había entrado por Peri en el 32, abrió la lata. Agarró el esférico en la esquina del área y con un potente disparo puso el balón en la red para dejar a los hueteños con ventaja en el marcador antes de meterse en el vestuario. Gol psicológico.

El segundo y definitivo tanto llegaría nada más arrancar la segunda mitad del choque, con un gol espectacular de Rober

El segundo y definitivo tanto llegaría nada más arrancar la segunda mitad del choque en Porcuna. Un gol espectacular de Rober, con un impresionante disparo de volea desde la frontal que entró rozando el palo derecho de la portería. No podía reanudarse de mejor forma el partido para el Huétor Vega. A los tres minutos, los metropolitanos encarrilaban el ansiado objetivo. Porque la victoria era necesaria. La más necesaria de la temporada.

Pedro Pérez la tuvo en el 61. Pudo hacer el tercero con un gran disparo desde el interior del área, pero se fue fuera por poco. Un Galisteo abortó los intentos de reacción de los jienenses. Al final, los hueteños celebraron la permanencia sobre el verde del San Benito. El estadio de Porcuna fue, por tanto, el escenario de un feliz desenlace, una fiesta del Huétor Vega. El club, además, agradeció el apoyo fundamental de la afición que acompaña al equipo en cada desplazamiento. Bravo: el Huétor Vega seguirá dando guerra en Tercera.