Borrar
La pareja, delante de la hoguera del Recinto Ferial de Huétor Vega. E. T.
Una pedida de mano frente a la hoguera de San Juan de Huétor Vega

Una pedida de mano frente a la hoguera de San Juan de Huétor Vega

Además de los deseos en papeles que recogió Protección Civil, una pareja protagonizó el momento más especial de la noche

E. Tébar

Huétor Vega

Lunes, 24 de junio 2024, 20:13

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Apenas había transcurrido un minuto sobre las doce de la noche. El fuego se alzaba en el Recinto Ferial de Huétor Vega tras el encendido de la hoguera, a cargo del alcalde, Mario del Paso, y la concejala Olga Calvente. Era un momento mágico y cientos de personas tomaron posición. Muchas pasaron papeles con deseos a los voluntarios de Protección Civil. Incluso el protagonista de la velada en el escenario, el cantante hueteño McGregor, se guardó para esos instantes previos a la gran llama la interpretación de 'Perdóname otra vez', su aportación al mundo del vinilo con el dúo Gota de Agua en los ochenta.

Las ilusiones y emociones volaban con el humo. Y entonces se produjo la sorpresa, ¡una pedida de mano! ¿La escena? El novio de Ana le pide a su prima que les grabe un vídeo con el móvil. Él se pone de arrodillas y hace la protocolaria propuesta de matrimonio. Ella, en shock, casi aire y extasiada de felicidad, responde de manera afirmativa. «Por supuesto que le he dicho que sí: ¡lo amo con locura!», comentaba Ana minutos después a IDEAL.

La pareja acudió a la hoguera de Huétor Vega desde Granada. Ana tiene un apellido muy típico de este pueblo: Del Paso. Es una herencia familiar que viene de su abuelo. «Yo tenía planeado hacer la pedida de mano en la Noche de San Juan. Pensé en Huétor Vega porque su familia es de aquí», desveló el futuro marido. El plan estaba medido al milímetro y resultó todo un éxito. La pareja recibió la enhorabuena y se perdió entre la muchedumbre.

Dicen que la Noche de San Juan es una de las más esperadas del año. Quizá porque el verano llama a la puerta. Quizá porque es una fiesta de purificación y alegría, llena de rituales y tradiciones que buscan atraer la buena suerte y dejar atrás lo negativo. En Huétor Vega, este año además ha sido la noche del amor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios