Vladimir García y Chus Fernández. / IDEAL

IU-Equo Huétor Vega pide aumentar los espacios destinados a la cultura e impulsar a las asociaciones

La coalición sugiere el uso de aulas del parvulario para actividades culturales y que «convivan con el futuro vivero de empresas»

IDEAL Huétor Vega

El grupo municipal de IU-Equo Huétor Vega ha registrado un paquete de propuestas en el consistorio para conseguir impulsar las actividades culturales en el municipio. Para ello han considerado vital la creación de una «cantera cultural», ya que la Rondalla, la Banda de Música y el Coro Rociero «no tienen la inscripción de jóvenes promesas», de manera que han sugerido «la creación de actividades para fomentar que los jóvenes sigan apostando por la cultura local».

Chus Fernández, coordinador de IU Huétor Vega, ha recalcado que desde la formación siempre han fomentado la cultura y han reiterado que los espacios destinados para su desarrollo «no son suficientes». «Muchas asociaciones, en lugar de ensayar siempre en el mismo sitio, tienen que desplazarse continuamente a otras estancias».

Además, Fernández ha rescatado el uso de las aulas de parvulario –donde previamente solicitaron que el Ayuntamiento habilitara un vivero de empresas– «para diseñar un espacio cultural». Así, para solventar el problema de los espacios, proponen «que se habiliten de forma inmediata un mínimo de tres aulas para el uso por parte de colectivos y asociaciones».

Un pilar

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de IU-Equo de Huétor Vega, Vladimir García, ha defendido la actividad de los colectivos culturales como «un pilar que no solo debemos proteger, sino preservar y potenciar». Vladimir García ha anunciado la propuesta que han presentado y que apuesta por que los colectivos «abanderen» las efemérides. El portavoz ha explicado que las asociaciones y colectivos «tienen que tener la voz cantante» en la Feria del Libro y en las fiestas locales y patronales, «y el consistorio ha de sufragar los gastos» de las actividades que proponen.

Otras de las propuestas abogan por facilitar las dependencias municipales para las celebraciones e invitaciones a grupos, y «diseñar espacios para que los colectivos que lo necesiten puedan guardar su material e instrumentos».