«¿Un teatro en Huétor Vega? Sería un sueño»

Director de la Banda de Música de Huétor Vega

Óscar Musso es también el director del Certamen de Bandas de Música de Andalucía./JUANAN BARROS
Óscar Musso es también el director del Certamen de Bandas de Música de Andalucía. / JUANAN BARROS
EDUARDO TÉBARHuétor Vega

En enero, después de Fin de Año, Óscar Musso Buendía (Huétor Vega, 1976) soltó la zambomba y tomó la batuta de la Banda de Música del municipio en el que nació. El nuevo director pone orden y concierto en un colectivo que acoge a más de medio centenar de músicos. Este hueteño despuntaba hace ya un par de décadas en aquella factoría de maestros que resultó el grupo de folk Ambulancia Irlandesa. Ahora compagina su labor en Huétor Vega con la docencia –es 'profe' de composición– en el Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada, así como la dirección de la banda y la escuela de Chauchina, y del Certamen de Bandas de Música de Andalucía.

–Nace usted en Huétor Vega y estudia en el colegio Nuestra Señora de las Angustias. ¿Cuándo entra en contacto con la música?

–A los ocho años, mis padres me apuntaron a una banda que se creaba en Huétor Vega. Sin saberlo, fui uno de los niños fundadores, junto a José Manuel Muños Molina, que es el único que sigue y ha estado de manera ininterrumpida desde el inicio, hace ya casi 35 años. Al principio era mero hobby, pero en la adolescencia vas sintiendo algo que te empuja a querer aprender y tocar cada vez más y más con más gente. Así, poco a poco, hasta que entré a estudiar Música en el conservatorio, con 21 años. La vocación era entonces muy grande y no podia obviarla.

–¿Cuál es la banda sonora de Huétor Vega en verano?

–La que le vamos a poner en septiembre con nuestro Certamen de Bandas. ¡Va a ser expectacular! Para combatir el calor, recomiendo algo nocturno, fresquito, que invite a bailar. Quizá, alguna música ligera tipo mambo, chachachá, 'foxtrot'…

«Estoy muy ilusionado por volver a la que fue mi casa»

–Lleva seis meses al frente de la Banda de Música. ¿Qué tal?

–El balance es positivo. Estoy muy ilusionado por volver a la que fue mi casa, donde aprendí y di mis primeros pasos como músico. Andamos con proyectos muy interesantes desde el punto de vista musical y social para la banda y para el pueblo.

–¿Llega con ideas revolucionarias?

–Llego con muchísimas ideas de cara al futuro. Sobre todo, consolidar la plantilla a través de proyectos musicales que sean de interés para los músicos y que, a la vez, afiancen y hagan crecer al público. Y como tercera vía, ayudar a crear cantera con la colaboración de la Escuela de Música de Huétor Vega. En el Día del Libro, realizamos de forma conjunta un cuento musical para los colegios, 'El gato con botas'. Transformaremos el Certamen de Bandas local en un evento en torno a las bandas sonoras de cine: las bandas participantes tocarán juntas, con más de cien músicos a la vez, un repertorio temático cada año, por estilos y según efemérides.

«Crearemos un certamen de bandas sonoras en San Miguel»

–Cuente, cuente...

–Quiero que con el tiempo se consolide como un festival en torno al cine. Lo llamaremos 'San Miguel de Cine', porque coincidirá con las fiestas del barrio de San Miguel de Huétor Vega. Adelanto ya que este año será un monográfico sobre 'Star wars'…

–¿Cuál es el punto fuerte de la Banda de Huétor Vega?

–El fundamental, que se trata de una plantilla muy joven pero bien formada musicalmente, lo que permite abarcar todo tipo de repertorios y plantear toda clase de proyectos, además de contar con una directiva implicada y trabajadora.

–¿Y cómo va el año?

–Mi estreno como director fue en enero, en un concierto en el Auditorio Manuel de Falla. El Día de Andalucía actuamos en el Centro Social La Nava de Huétor Vega, donde noté la calurosa acogida por parte de las autoridades y público allí presente. En marzo, en el Parque de las Ciencias, estuvimos en el Andalucía Music Festival con la Banda Municipal de Chauchina y la estadounidense Middleton High School Wind Ensemble, de Wisconsin.

«Tenemos una plantilla capaz de tocar cualquier tipo de repertorio»

–Todo apunta a que durante este nuevo mandato se construirá un espacio escénico en Huétor Vega.

–Contar con este espacio en el pueblo es un sueño para cualquier profesional de la música, la danza o el teatro. Es una oportunidad que permite desarrollar sus actividades a los grupos locales y que facilita una programación cultural, sobre todo, en invierno. Huétor Vega daría así un salto cualitativo y cuantitativo en la oferta a los ciudadanos. Un pueblo forja su identidad gracias a la cultura.

–¿Cree en el potencial de Huétor para convertirse en un referente metropolitano de la cultura?

–Por supuesto que sí. Con ese espacio escénico y con un poco de apoyo institucional y del público. Aunque va a ser necesario mucho esfuerzo. Con la ilusión de todos y todas lo vamos a conseguir.

Inauguración

–Ambulancia Irlandesa salió de la cantera local. Y no les fue mal...

–Después de más de veinte años, estamos en un momento tranquilo. Seleccionamos los conciertos por cuestiones paternales. Nos gustaría seguir participando en la programación cultural de Huétor Vega, como siempre. Y sería para nosotros un honor dar uno de los conciertos de inauguración de ese nuevo espacio escénico, aunque espero que cuenten con nosotros antes también.

–El instrumento por el que siente verdadera debilidad es...

–...el bombardino. Toco el trombón, la bandurria, pero mi debilidad es el bombardino, que me abrió las puertas de la música. Toco varios instrumentos sin ser experto en ninguno. Como compositor y director es muy útil a la hora de saber escribir o explicar a los músicos cómo tocar.