Borrar
Antonio Olea Vargas (en el centro), con un ramo de flores y un baño de cariño en el patio. IDEAL
El colegio Mariana Pineda de Huétor Vega homenajea al 'profe' Antonio

El colegio Mariana Pineda de Huétor Vega homenajea al 'profe' Antonio

El querido docente se jubila después de estar 22 años en este centro y tres décadas y media dedicado a la enseñanza

E. Tébar

Huétor Vega

Lunes, 8 de julio 2024, 20:48

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Antonio Olea Vargas, 'profe' del CEIP Mariana Pineda de Huétor Vega, se jubila después de 22 años en el colegio y tres décadas y media dedicado a la enseñanza. Estos días atrás le tocaba asumir los últimos coletazos de su vida en el centro educativo. Lo que no se esperaba es el pasillo que le formaron por sorpresa en un descuido a modo de homenaje. Había incluso alumnos de sus inicios en el municipio esperándole con un ramo de flores.

Antonio es granadino, del barrio del Realejo, pero reside en Huétor Vega y se considera un hueteño más. Hace muchos años trabajó en destinos como Almuñécar y luego conoció a fondo el oficio de maestro en entornos rurales. Asegura que aquella experiencia le enriqueció. «Me quedo con el cariño que he recibido siempre de los padres y madres y del alumnado. Y con el placer de haber podido enseñar a varias generaciones. De vez en cuando me encuentro a chavales, ya mayores, que me dicen que estudiaron Magisterio gracias a mí. Esas cosas te llegan al corazón», reconoce.

La especialidad de Antonio son los niños y niñas más pequeñitos, de 3 a 5 años. Y su vocación de instruir se mantiene: en el futuro le gustaría enseñar ajedrez en el pueblo. Le apasiona y, no en vano, ha gestionado durante años el programa 'AulaDjaque' en el colegio. «En Huétor se trabaja muy bien», recalca el docente, que deja huella en el Mariana Pineda.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios