Pedro, el cadete hueteño que juega en China

Con 14 años, formó parte de la gira de verano del Granada CF

Pedro Pérez Reyes, con la camiseta del club nazarí, en Las Viñas. / DIEGO LUZ
RAMÓN PELAYOHuétor Vega

Su melena rubia no pasa desapercibida en la grada. Viste la equipación del Granada CF y cruza una esquina del estadio Las Viñas con timidez. El joven Pedro Pérez Reyes no olvidará nunca el verano de 2017. Pocos cadetes tienen la oportunidad de defender los colores de su club en una gira por China, la otra punta del mundo. Este mes cumplirá 15 años y ya ha materializado varios sueños.

Pedro dio sus primeros pasos con la pelota en el Huétor Vega de fútbol sala y en el benjamín de fútbol 7. Luego lo captaron en el Ogíjares 89. De ahí a la Selección Granadina, con quienes quedó tercero en el Campeonato de Andalucía celebrado en Almuñécar. En el Granada CF cumple ahora cuatro temporadas. Empezó siendo infantil. Esta campaña le esperan rivales como Sevilla, Betis o Málaga.

La familia recibía noticias vía WhatsApp

¿Y cómo llega Pedro al país asiático? «Hicimos una temporada magnífica con el cadete B de primer año. Conseguimos pleno de triunfos: treinta victorias en treinta jornadas. Hemos sido el mejor equipo en resultados de la cantera nazarí. Y nos compensaron con una pretemporada en China. Acudimos al torneo ‘Shanghai 2017 CEFC CUP Jinshan International Youth Football Tourmament’. La experiencia ha sido increíble», confiesa Pérez Reyes.

Pedro reconoce lo alucinante del viaje. Habla de la cultura oriental y de la gastronomía exótica. «Me costó acostumbrarme al principio», reconoce. «Pero resultó inolvidable. Se lo tengo que agradecer a la entidad y al presidente, Jiang Lizhang, así como al vicepresidente, Kangningb, que nos acompañó en bastantes eventos». La expedición quedó cuarta en el torneo. Incluso les dio tiempo a jugar contra un equipo local integrado por jugadores mucho mayores que ellos.

Edad de oro

Este hueteño, que reside al lado del estadio de fútbol de su municipio, nunca había viajado en avión. «Y en dos semanas me he montado seis veces», señala. «La gente de China es muy amable y respetuosa. Siempre hay que saludarse. El tráfico es muy diferente al nuestro: conducen como locos. Es un peligro circular por allí», advierte. Su familia recibía noticias del periplo de su hijo a través del WhatsApp. Su padre, también Pedro, sabe que la entrada de su hijo en el club rojiblanco ha coincidido con la edad de oro del ascenso a Primera. «El trabajo en cantera lleva un buen ritmo y aún falta camino por andar. La Ciudad Deportiva es una realidad que poco a poco hay que ir ampliando».

El futbolista, peleando un balón en el país asiático. / IDEAL

La pierna buena de Pedro es la derecha. ¿Posición en el campo? Es un extremo puro. «La banda derecha es prácticamente mía cuando juego», asegura. «Lo mismo me ponen de extremo que de lateral derecho o interior. Pero a mí donde más me gusta jugar es arriba. Tengo mucha velocidad y técnica, y buen manejo del balón al primer toque». Sabe venderse. No es para menos, porque ha contado con maestros como el que fue técnico del CD Huétor Vega en 2013, Marcos Rubiño. «Y otros como Marino Molina, Imanol Cortés, Manolo Rivera, José Gómez, Carmelo Jáimez y, en la actualidad, Raúl Barroso». Manolo Rivera, del Ogíjares, le enseñó a jugar con descaro y a explotar sus cualidades.

Pedro Pérez se esfuerza para compaginar los entrenamientos con los estudios. Cree que el Huétor Vega se meterá en los puestos de arriba. Y no oculta su corazón merengue: «Marco Asensio está haciendo una buena temporada, junto con Isco y ‘El Bicho’». Su sueño mayor es convertirse en futbolista profesional, pero se muestra prudente. Dice que tampoco le hace ascos a acabar de periodista deportivo. «Hay que tener constancia», recalca.

Fotos

Vídeos