tenis de mesa

Huétor Vega: cerca del salto a División de Honor

Tenis de mesa: hacia la División de Honor
  • Los hueteños encaran con optimismo el playoff de ascenso a la categoría de plata nacional

Los equipos de Huétor Vega de tenis de mesa siguen peleando en las ligas nacionales y andaluzas. Todos ellos entraron en marzo con cuatro victorias de seis partidos disputados. En Primera División Nacional, victoria por 5-1 ante un histórico del tenis de mesa español, donde antaño militara el gran David Sánchez, jugador mítico de los años ochenta en la máxima categoría y que ahora compite con un aire renovado en Primera División. Nos referimos al Real Circulo de Labradores de Sevilla, con Gonzalo Viguera a la cabeza, y Gualberto Cabello. Los puntos locales los consiguieron Pablo Moreno, en una fantástica campaña este año; Esteban Cuesta, con un juego muy contundente también; y Francisco Ramírez ‘Peli’. Dejan al equipo de Huétor primero y casi conseguido el factor de ser cabeza de grupo, a falta de seis jornadas para terminar la fase regular del campeonato, de cara a los temibles playoff que se avecinan.

Ya en abril, antológica jornada con seis victorias en seis partidos. En Primera División Nacional, triunfo del conjunto de Huétor Vega por 5-1 ante el descendido equipo cacereño del CD Tres Balcones, que esta temporada no ha podido mantener la categoría. Los puntos granadinos los consiguieron Francisco Ramírez, en un inmejorable estado de forma; Esteban Cuesta, también muy acertado toda la temporada; y Pablo Moreno, en su primera derrota en este año, dato anecdótico por la calidad y potencial de este jugador. Con este resultado, el equipo se asegura el primer puesto en el playoff y encara con mucho optimismo la fase de ascenso a la categoría de plata del tenis de mesa español.

En Segunda División Nacional, derrota del Ciudad de Granada en Jaén por 4-3. A falta de dos jornadas, este resultado les emplaza un año más a jugar en esta categoría, y más con su victoria apurada ante un gran equipo como El CD Huércal, con el sobresaliente jugador mixto Juan Carlos Vidal, un referente en el tenis de mesa almeriense.

Ser bueno y demostrarlo

Los puntos granadinos los consiguieron Pedro Rivero, en una temporada fantástica (está como cuando tenía 20 años), repleto de velocidad y ambición; Alfonso Barrera, con su depurada técnica y entrega; mas el doble de Pedro Rivero y Toño Cruz, que creyeron en sus posibilidades y dieron al club un triunfo histórico. Y la posibilidad de seguir jugando el año próximo en una categoría tan prestigiosa como la Segunda Nacional. En estas categorías no solo vale ser bueno: hay que demostrarlo partido a partido.

En Segunda Nacional, victoria muy contundente del equipo hueteño en la capital del Santo Reino por 0-6. El equipo jienense es un buen rival, aunque este año están un poco desanimados con los resultados. Los puntos granadinos los consiguieron Alfonso Barrera, con su amor propio de siempre y su calidad indiscutible; el enorme Pedro Rivero, magistral en su primer año de vuelta a las competiciones; y Carlos Fajardo, un jugador de altos vuelos y capacidad de jugar en categorías más altas. A pesar de la dificultad del grupo, este año están muy concentrados, por lo que es de suponer que se podrá mantener la categoría sin muchos agobios, lo cual sería un éxito rotundo por la veteranía y exigencias laborales de varios de sus jugadores. Notable temporada la suya.

Y en la liga andaluza de veteranos, en su fase de permanencia, el equipo hueteño obtuvo el primer puesto. Cuatro partidos, cuatro victorias. Así que este equipo permanecerá un año más entre los mejores en la División de Honor autonómica la próxima temporada. Todos los partidos ganados por 3-0, ante el CR Motril, Club Granada, Mari Carmen Por Favor y CTM Albolote. Impecable actuación de los tres jugadores en la competición. Demostraron lo bien de forma que han terminado la liga regular, que les ha llevado a este brillante colofón de final de temporada. Manolo Valverde, Jerónimo Ramiro y Ricardo Lozano. Tres estilos distintos de juego para una misma causa: la victoria.