fútbol

Huétor Vega se abona a la falta de triunfos

Jugada en el estadio de Las Viñas, en Huétor Vega.
Jugada en el estadio de Las Viñas, en Huétor Vega. / DIEGO LUZ
  • El equipo de Cascales es mejor que el Alhaurín de la Torre, quien sin embargo se lleva los puntos en juego por mostrar mayor eficacia de cara a meta

El Huétor Vega sigue sin ver puerta en la presente temporada y, por ende, sin conocer aún la victoria en las tres jornadas de competición en el grupo IX de Tercera División, algo que puede empezar a preocupar a su directiva, que ve cómo además la suerte le es esquiva tras los méritos realizados sobre el terreno de juego, donde los locales fueron mejores que su adversario.

El partido fue muy similar al que se pudo ver en la primera jornada ante otro cuadro malagueño como El Palo. Los pupilos de Francis Cascales saltaron al césped nerviosos y su oponente lo aprovechó para buscar con más insistencia el dominio del cuero y el área local. El paso de los minutos no hizo más que refrendar que a los verdiblancos les falta aún entrar a los encuentros con más seguridad y, poco a poco, esa presión inicial quedó en nada al mostrarse más incisivos en ataque.

Pasado el ecuador de la primera mitad, comenzaron las llegadas por parte de Julen y Luis Olalla. Sin embargo, la puntería seguía sin estar afinada y eso se comienza a convertir en una rémora que tendrá que revertir el cuadro granadino. El juego se abrió algo más, pero ni uno ni otro fueron capaces de llegar con serio peligro a los dominios de ambos arqueros.

Poco acierto

Tras la vuelta de vestuarios, el choque no varió en demasía la decoración vista en el primer acto. El Huétor Vega se comenzó a lanzar con más interés que el Alhaurín sobre la meta rival y solo el cancerbero Mario, muy acertado en gran parte de los lanzamientos sobre la portería malagueña. Y, una vez más, el poco acierto entre los tres palos privaron a los verdiblancos de inaugurar el marcador y su casillero de goles a favor.

La necesidad de ambas escuadras por sumar dio de sí que el Alhaurín no se mostrase muy incisivo en sus visitas al área local. Pero, en el segundo lanzamiento a portería del cuadro alhaurino, un error del arquero Rubén permitió que Nereo aprovechase el regalo para batir al guardameta hueteño.

El cuadro granadino quedó bastante tocado tras el tanto encajado y a pesar del empuje, más con el corazón que con la cabeza, fue el equipo blanquiazul el que se mostró más sólido en tareas defensivas para llevarse la victoria a tierras malagueñas y sumar la primera victoria del curso. No así un Huétor Vega que deberá seguir esperando para conseguirla y brindar el primer tanto a su afición.