FÚTBOL

Un debut con nervios y calor

Saludo de los capitanes, en Las Viñas.
Saludo de los capitanes, en Las Viñas. / DIEGO LUZ
  • El Huétor Vega se estrena en Tercera con un empate frente al ‘gallito’ El Palo

Unos 150 espectadores en el estadio de Las Viñas. Tras el ascenso que protagonizó la pasada temporada el Huétor Vega, debutó en el grupo IX de Tercera División con empate ante uno de los gallitos como es el cuadro malawiano de la barriada de El Palo. Los granadinos estuvieron nerviosos en los primeros compases del partido, pero poco a poco le fueron cogiendo el pulso al compromiso hasta plantarle cara a su rival en un encuentro que estuvo marcado, sin duda, por el intenso calor.

Los hueteños arrancaron nerviosos su andadura en la cuarta categoría del balompié español. El Palo quiso poner cerca la meta defendida por Rubén y las llegadas se sucedían con facilidad para los visitantes ante una zaga que achicaba aguas como podía. Vela protagonizó la primera ocasión con un disparo junto al palo, al que respondió el meta local con una buena estirada. Las llegadas al área hueteña comenzaron a perder intensidad lentamente y el juego se fue equilibrando.

El nerviosismo inicial desapareció con el paso de los minutos. La escuadra de Francis Cascales empezó a tener presencia ofensiva. Julen aprovechó una mala salida del cancerbero y a punto estuvo de conectar un pase de la muerte con un atacante. Sin embargo, la zaga se anticipó al servicio del medio verdiblanco con la meta vacía. Los locales se mostraron más incisivos, pero la veteranía malagueña dio algún que otro susto a la parroquia local justo antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, los dos contendientes saltaron de nuevo al terreno de juego, con una temperatura cada vez más alta, que no les impidió seguir sumando ocasiones de gol. Morillas le pegó raso junto a la cepa del poste y los verdiblancos demostraron haberse quitado los complejos ante un rival importante.

Muy activo en ataque

Nacho Aranda replicó en su saque de esquina con un cabezazo al larguero, que alentó a los visitantes. Juan Carlos esgrimió una desacertada actuación, por fortuna para los intereses hueteños. Y es que el ariete malacitano marró varias ocasiones dentro del área verde mandando el cuero siempre a las manoplas del arquero Rubén.

El centrocampista local Morillas se mostró muy activo en ataque y, de nuevo, una acción suya acabó con la bola rozando el travesaño tras un testarazo ten parábola que hizo prever el primer gol del enfrentamiento. Mientras, el visitante Falu se unió al desacierto de su compañero Juan Carlos al colocarse en punta de lanza con sus lanzamientos fáciles sobre el arco local.

Los cambios realizados por ambos técnicos no mejoraron demasiado lo visto, a pesar de aportar frescura. El intenso calor hizo el resto para que en la recta final bajara bastante la intensidad y el número de llegadas.

Aún así, y dentro de los ocho minutos añadidos por el colegiado para que los jugadores se hidrataran, Javi Prieto dispuso de una falta en el vértice del área que acabó por estrellarse en el larguero tras tocar lo justo el guardameta en la que fue la última acción peligrosa de un encuentro atractivo, pero falto de goles y con un Huétor Vega que promete dar guerra ante cualquier equipo esta temporada.