MOTOR

3.500 aficionados vibran en el GP de Velocidad

Carrera en las inmediaciones del IES Los Neveros de Huétor Vega.
Carrera en las inmediaciones del IES Los Neveros de Huétor Vega. / DIEGO LUZ
  • La prueba atrajo a Huétor Vega a pilotos aficionados de toda Andalucía y Levante

Las inmediaciones del instituto de secundaria Los Neveros de Huétor Vega volvieron a convertirse en un circuito de motos en miniatura. Toda una fiesta para los amantes del motor, que saltaron a las calles a pesar de tener que soportar un sol de justicia. Entre el 29 y el 31 de julio, el municipio acogió la prueba puntuable para el GP de Velocidad Copa Sur, que sirve de punto de reunión para la asociación nacional de pilotos aficionados. La novedad este año es que Huétor Vega también es determinante para la Copa Levante. El balance superó las expectativas. Un total de 3.500 visitantes, 2.500 de ellos el domingo.

Acudieron a la cita pilotos procedentes de Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Córdoba, Sevilla, Cádiz, Málaga, Jaén y Granada. Los vencedores de esta edición fueron Álvaro Pardo, Clemente Román (el hombre conocido por su cresta), Ignacio Román y Alberto Arenas. También el joven Abel Rodríguez, natural de Almuñécar, campeón infantil con solo once años.

Figuras con palmarés

Las modalidades que alberga este campeonato son Scooter, Minimotos (A, B y C), Minimotard Alevín 90cc. y Minimotard Sénior (Open y 160 series). Con la participación de casi medio centenar de pilotos en sus distintas categorías, tras el éxito de 2013, en que se recuperó esta prueba tras un paréntesis de seis años, la concejalía de Juventud de Huétor Vega ha vuelto a promover este evento deportivo que una vez más mostró la destreza de pilotos de gran nivel que cuentan en su palmarés con los campeonatos de España y Andalucía, entre otros.

El Ayuntamiento de Huétor Vega había señalado de manera previa que es un circuito muy seguro para la conducción, con zonas alpacadas y protegidas, con balizas de paja de 125 kilos. Y con un buen ambiente de fiesta motera. Huétor Vega ha sido de nuevo la catedral de las pruebas urbanas en Andalucía. El único con todas las licencias necesarias para celebrarse en casco urbano y donde la seguridad para pasarlo bien es lo más importante. Los motores volvieron a rugir en el municipio en el ecuador del verano, con la inestimable ayuda de más de setenta voluntarios.