Voleibol: victoria 'in extremis' ante Órgiva y partido cómodo contra Deifontes

Voleibol: victoria 'in extremis' ante Órgiva y partido cómodo contra Deifontes
  •  

El 11 de enero se reanudaba el campeonato de los Juegos Provinciales de voleibol tras el parón navideño con una jornada donde la mayoría de los equipos participantes tuvieron que disputar dos encuentros para cuadrar las fechas del calendario de competición.

En el Pabellón de Deportes El Deire, en Otura, Huétor Vega abrió la jornada en un incómodo partido ante Órgiva. Los hueteños llegaban confiados al encuentro, en un buen estado de forma y tras haber presentado buenos niveles de juego en sus últimas actuaciones. A pesar de contar con ausencias destacadas como las del central Cristian Flores y el líbero Antonio Millán, por lesiones, así como de otros jugadores como Antonio López-Galera y Joaquín Sánchez, el nivel de toda la plantilla hueteña en esta temporada los mantenía en principio como favoritos para el encuentro.

Sin embargo Huétor Vega estuvo cerca de vender la piel del oso antes de cazarlo, al encontrarse en frente a un rival entregado y dispuesto a plantar cara. El primer set dejó en evidencia que iba a ser un partido rácano, árido y poco vistoso. Ambos conjuntos se mantuvieron equilibrados en el tanteo, en un intercambio de puntos casi permanente. Tan sólo el pequeño colchón de cinco puntos conseguidos al principio, permitió a los de Huétor mantenerse por delante en el marcador y llevarse el set por 25-22.

Fue notable la aportación de François Carrez al remate, aunque el equipo en general presentó un porcentaje muy elevado de errores, dejando una sensación poco convincente de cara al resto del partido. El conjunto alpujarreño por su parte, parecía que le estaba tomando las medidas al rival. Aunque tampoco demostraron ninguna contundencia, sus jugadas fueron adaptándose a las debilidades de Huétor Vega, con balones fintados hacia los huecos de la defensa o presionando en el saque hacia las zonas débiles en recepción.

Huétor Vega salió a la pista inseguro en el segundo set, tras las carencias que habían quedado al descubierto durante el primer juego. Órgiva tomó consciencia de las heridas abiertas y continuó desarrollando jugadas sencillas pero seguras, a la espera de los fallos hueteños. Los de la Alpujarra apenas jugaron balones a primer tiempo y despachaban balones fáciles hacia los extremos de la red. Sin embargo, los de Huétor se mostraron incapaces de devolver los ataques de forma certera, y buena parte de los remates terminaron fuera de la pista, o eran atrapados por la defensa orgiveña, que peleaba todos los balones.

Ausencias

Acusaron también la falta de entendimiento con Miguel Sánchez, el colocador recién incorporado a Huétor Vega que había salido al campo en sustitución de Raúl Reyes. Tampoco se encontraron cómodos para armar ataques en primer tiempo con López Fernández ni con Antonio Robles, que jugó como central debido a las ausencias. A medida que iban perdiendo balones, aumentaba la tensión y los nervios entre los jugadores ante la incapacidad de salir de la racha negativa en la que entraron. Tanto Carrez como Wouter Rademaker y Raúl Méndez, sufrieron de falta de acierto en los remates, mientras Órgiva iba arañando puntos hasta llevarse el segundo set por 20-25.

En el inicio del 'tie-break' que desempataría el encuentro, parecía que Huétor Vega había conseguido templar sus nervios, al empezar con una racha de cuatro puntos seguidos. Pero esta sensación pronto se desvanecería para volver a la tónica general del partido, con un juego plagado de errores, de los que Órgiva supo ir sacando partido, hasta llegar a tener una bola de partido en sus manos con el marcador 12-14. Finalmente los hueteños en un arranque de sangre fría lograron concentrarse para salvar los últimos puntos y reponerse por la mínima diferencia en un set que terminó con 17-15, otorgando una victoria agónica para los de Huétor.

Acto seguido comenzó el segundo encuentro de la jornada contra el equipo de Deifontes. Para este partido Huétor Vega tuvo que reorganizar sus filas tras la salida de Raúl Méndez y la incorporación de Antonio López Galera. Sin embargo el encuentro fue muy diferente al anterior debido a la enorme diferencia de nivel entre ambos equipos. Los de Deifontes, debutantes en la competición, presentaban un equipo que adolecía de falta de tablas y experiencia, frente a un rival como Huétor Vega, vigente campeón del torneo y aspirante a revalidar el título, con jugadores de mayor trayectoria y recorrido.

El partido fue un trámite, con poca emoción ante las dificultades de Deifontes para armar un juego capaz de enfrentar a los hueteños. Como elementos destacables estuvo el papel del colocador Miguel Sánchez que jugó el partido como rematador donde firmó una buena actuación, y François Carrez que también cambió su posición a central con gran efectividad. El resultado final fue de dos sets a cero (15-25 y 13-25) a favor de Huétor Vega.

Al final de la jornada, a pesar de no haber conseguido presentar su mejor cara, los hueteños sumaron dos victorias que los afianza como líderes en solitario en la clasificación de los Juegos Provinciales.