Duatlón

El hueteño Sergio Correa González triunfa en Sierra Nevada

Sergio Correa González, deportista de Huétor Vega de 19 años.
Sergio Correa González, deportista de Huétor Vega de 19 años. / JOSÉ M. CARMONA

150 corredores tomaron parte en la prueba

ALEJANDRO MOLINAHuétor Vega

El joven deportista Sergio Correa González, de Huétor Vega, se ha proclamado subcampeón del I Duatlón Sierra Nevada. Con una marca de 01:10:58, el hueteño solo fue superado en la categoría masculina por el ganador, Juan Enrique Gutiérrez (01:10:26).

Tras su éxito en la cumbre, Sergio Correa se ha mostrado eufórico. «Esta carrera se la dedico con muchísimo cariño a Huétor Salud por toda la ayuda y apoyo que me dan», dijo después de la carrera. «Ha sido una prueba de mucho nivel, muy exigente y bonita», manifestó el hueteño, que salió «como un cohete» en cabeza.

«El primer sector fue espectacular, ¡muy rápido! En la llegada a transición fue donde el primer clasificado me ganó unos metros, que consiguió mantener durante toda la carrera. El sector de bicicleta transcurrió a tope, con mucha exigencia por el desnivel y por el viento que pegaba en lo alto de la urbanización de Pradollano», relató Correa.

«Estoy muy contento con el resultado y de saber que queda mucho por mejorar», cuenta el deportista de casi 20 años, que ha agradecido la labor del «míster» David Fernández Robledo.

El I Duatlón Sierra Nevada contó con un fuerte viento como dificultad, además de la altitud y el desnivel

Si la altitud y el desnivel no eran suficientes, se unió a la fiesta el fuerte viento. Así fue la primera edición del Duatlón de Sierra Nevada, que ayer se disputó con victoria del onubense, afincado en Madrid, Juan Enrique Gutiérrez (CD Móstoles) y la atarfeña Ángela Ávila (TriAtarfe). Todos ellos fueron los mejores de una prueba muy rápida, no apta para corredores ‘diésel’. Se desarrolló entre senderos y carreteras del entorno de la urbanización de Pradollano, a más de 2.000 metros de altitud.

Tanto en categoría masculina como femenina, los dos ganadores se hicieron con el liderato en el primer sector de la prueba, en un tramo que constaba de cinco kilómetros y un desnivel positivo acumulado de 105 metros por la zona boscosa de Fuente Alta. Allí se vieron algunas de las imágenes más bonitas de la competición. Juan Enrique Gutiérrez, que reconoció poco después de terminar que está poco habituado a correr en altura, no quiso cebarse y comenzó guardando. Poco antes de coger la bicicleta se hizo con un liderato que no abandonaría hasta el final, aunque con sus rivales pisándole los talones.

Tramo de bicicleta

El tramo de bicicleta constaba de 20,66 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de 548 metros a lo largo de un circuito que recorría la urbanización de Pradollano y al que había que dar dos vueltas. Además de las rampas, que llegan a alcanzar el 10%, los participantes tuvieron que luchar con el fuerte viento. Este fue el mayor enemigo de Gutiérrez, que a punto estuvo de irse al suelo por su culpa en una curva cuando descendía hacia Pradollano. Su participación casi termina ahí, pero supo controlar la bicicleta ‘in extremis’.

El duatlón finalizó con un tramo de carrera a pie de 2,5 kilómetros que llevaba a los corredores a través de la zona de la Fuente del Mirlo y descendía después hacia la meta, que estuvo situada en la Plaza de Andalucía de Pradollano.

Por detrás, la lucha fue muy emocionante. A la segunda transición, Fernando Escobar llegó en segunda posición, muy cerca del primero. Muy pegado a ellos dos entraba Segio Correa, que salió de la Plaza de Andalucía como una exhalación. El hueteño logró adelantar en la subida del Mirlo a López Escobar en un final de infarto y terminó siendo segundo entre los vítores de los muchos aficionados que se congregaron en el área de meta.

Fotos

Vídeos