Gimnasia

Una hueteña de 11 años, subcampeona de España

La joven revelación Marta Cordobilla, con sus entrenadoras./IDEAL
La joven revelación Marta Cordobilla, con sus entrenadoras. / IDEAL

El club de la mancomunidad Río Monachil despunta a nivel autonómico y nacional tras un lustro de didáctica andadura

RAMÓN PELAYOHuétor Vega

En el Rítmica Nazarí, el club de pequeñas gimnastas especializado de la mancomunidad Río Monachil, están de enhorabuena. Este otoño, sus responsables celebraban el quinto aniversario de la entidad. La efeméride coincide con otro gran logro: el subcampeonato de España conseguido por la hueteña Marta Cordobilla, joven revelación de tan solo 11 años de edad. El Rítmica Nazarí ha crecido mucho desde que echó a andar allá por 2013 y ya cuenta con más de un centenar de niñas compitiendo incluso a nivel nacional.

Marta se proclamó subcampeona de España en categoría alevín en el Palacio de Deportes de Murcia el pasado 8 de noviembre. La prometedora gimnasta fue segunda en la categoría individual y en la clasificación por comunidades autónomos al obtener una nota de 10.500, lo que propició que Andalucía fuese a su vez subcampeona estatal.

Era el segundo nacional de Cordobilla y al quedar segunda ascendía a nivel absoluto, la máxima categoría de competición en España. El equipo técnico se desplazó a tierras murcianas con la individual Marta Cordobilla y los conjuntos base infantil y juvenil. Cordobilla repetía como representante andaluza en su categoría. A pesar de los nervios y la importancia de realizar una importante actuación, Marta «hizo que estuviésemos sin respiración hasta el último lanzamiento del montaje».

La cantera: las escuelas municipales

El club de Cájar, Huétor Vega y Monachil venía de cosechar cinco medallas en la Copa Federación de Andalucía. En octubre, el Rítmica Nazarí organizó el 20 de otro campeonato en el pabellón deportivo La Libertad de Huétor Vega para conmemorar el lustro de andadura, que contó con la presencia de más de 300 participantes procedentes de diferentes puntos de España.

La relación entre el Rítmica Nazarí y las escuelas municipales de la mancomunidad es muy estrecha, ya que representan la verdadera cantera efectiva del club.

Para el Rítmica Nazarí, los valores son importantes: la clave no es ganar, sino participar, disfrutar, competir y superarse a sí mismo. En la casa, inculcan las herramientas para amar este deporte minoritario: «La gimnasia a los cinco años era un juego; a los diez, una diversión; y a los 16, una pasión».

 

Fotos

Vídeos