Huétor, parque acuático por un día

La pendiente hinchable de 100 metros, en San Miguel.
La pendiente hinchable de 100 metros, en San Miguel. / DIEGO LUZ

El Ayuntamiento programará el tobogán gigante en San Roque con un horario accesible y en otro emplazamiento

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Parecía que una maldición se cebaba con la apuesta de instalar un tobogán acuático gigante en Huétor Vega. La experiencia resultó agria el año pasado, con una persona en el hospital y una demanda del Ayuntamiento a la empresa encargada del servicio. En el último pleno, la portavoz del Grupo Socialista decía que «pone los pelos de punta» la idea de volver a intentarlo. Incluso azotó un temporal 24 horas antes de su puerta en marcha. Es más, la actividad se ha retrasado una hora por la lluvia caída a primera hora de la mañana.

Poco después de las dos de la tarde, el concejal de Juventud, Roberto Molina, ha respirado aliviado: «Ha salido bastante bien». Unas 250 personas, entre niños y algún adulto, se han deslizado este viernes por la pendiente de agua del ‘Tobogán Infinity’. 100 metros de humedad y adrenalina. Sin incidentes.

El Ayuntamiento ha contado esta vez con una empresa cercana, con la que trabaja en las escuelas municipales deportivas. El equipo de gobierno afirma que la instalación no ha tenido coste porque la empresa ha colaborado «de forma gratuita».

Unas 250 personas, entre niños y algún adulto, se han deslizado este viernes por la pendiente de agua

La calle Monte Vélez, junto al Parque de los Pinos, en el barrio de San Miguel, ha sido el enclave elegido por seguridad en esta ocasión. Una cuesta con , en comparación con muchas otras de la zona y, por supuesto, con la Cuesta de las Cabras, donde se montó la rampa hinchable en 2016. «El desnivel no ha sido el ideal para un colchón de este tipo», reconoce el edil de Juventud.

Aprobado el test, el Ayuntamiento anuncia que el tobogán acuático volverá en agosto, para la programación de las fiestas de San Roque. Eso sí, en otro emplazamiento y en un horario más accesible para los vecinos. «Pretendemos que la participación sea mayor», apunta Roberto Molina.

Fotos

Vídeos