Los premiados, en la plaza de La Cañadilla de Huétor Vega.
Los premiados, en la plaza de La Cañadilla de Huétor Vega. / IDEAL

Maestro José Agudo: premios al compromiso social

  • Los galardonados este año han sido La Despensa de María, Jesús del Río, Francisco Delgado Muñoz y Ana María Fernández

El pasado sábado 10 de junio tuvo lugar en Huétor Vega la segunda edición de los Premios Maestro José Agudo. La plaza de La Cañadilla fue el punto de encuentro de un evento que se estrenó en 2016 en la plaza Clara Campoamor. La iniciativa, organizada por la Asamblea de IU de Huétor Vega, galardona a personas, asociaciones y empresas locales «más allá de ideologías y de manera abierta».

Los premiados este año han sido La Despensa de María, Jesús del Río, Francisco Delgado Muñoz y Ana María Fernández Martín. Todos ellos recibieron el reconocimiento de la mano de Alicia Vera (coordinadora local de IU), Federico Hernández (militante histórico), Chus Fernández (portavoz del grupo municipal) y Mónica Moreno (concejala de la formación de izquierdas).

La Despensa de María fue distinguida «por su modélica forma con que propietarios y trabajadores gestionan la empresa sus dueños y trabajadores, con una gran labor social en un barrio con una pirámide de población muy peculiar de personas que precisan ayuda».

Jesús del Río recibió el premio Maestro José Agudo «por su empeño de ayuda a los demás y su enorme compromiso social como voluntario de Asprogrades, con personas con discapacidad intelectual».

Emigrantes retornados

Por su parte, Francisco Delgado Muñoz fue homenajeado «por su trayectoria humana a favor de los emigrantes, desde la fundación de AGER hasta su callada y muy valiosa ayuda a todos los que con problemas de pensiones acuden a él».

Del mismo modo, de Ana María Fernández Martín se destacó «su labor en pro de la igualdad», además de «sus méritos deportivos, especialmente la medalla conseguida en Quebec en los Juegos Olímpicos de Policías y Bomberos en 2005».

Tras la ceremonia se proyectó un vídeo y hubo tiempo para disfrutar con una degustación y la música en vivo del guitarrista Pepe Agudo, hijo del maestro que da nombre al premio. Le acompañaron al cante Manolo Gálvez ‘Niño de la Parra’ y Pepe ‘El Rubio’, que se soltaron por tangos de Granada, colombiana, fandangos y alguna famosa rumba de Peret (‘El muerto vivo’).