Huétor Vega incorporará cláusulas sociales y medioambientales en sus contrataciones

Grupo Municipal de IU en Huétor Vega.
Grupo Municipal de IU en Huétor Vega. / DIEGO LUZ
  • La propuesta de IU recibe el apoyo unánime de los 17 ediles de la corporación

El Ayuntamiento de Huétor Vega ha dado luz verde por unanimidad a la propuesta de IU para la incorporación de cláusulas sociales y medioambientales en los pliegos de contratación municipal.

La formación de Chus Fernández reclamó que se tuvieran en cuenta en las contrataciones realizadas desde esta administración local «criterios como la calidad de las condiciones de empleo, la inserción sociolaboral de colectivos con especiales dificultades de integración, la diversidad funcional, políticas de género, medioambientales y de comercio justo».

Unos criterios que IU sugirió que «tendieran a valorarse en un máximo del 60% sobre la puntuación total»; asimismo, sobre el punto incluido en la propuesta de «no prorrogar los contratos vigentes, redactando cuando expire cada uno de ellos un nuevo pliego que incorpore cláusulas sociales y medioambientales». El pleno acordó finalmente que «con anterioridad al cumplimiento del vencimiento del plazo de cada uno de los contratos en vigor, se estudiará por el órgano de contratación que tenga atribuida competencia la posibilidad de incorporar cláusulas sociales y medioambientales antes de proceder a la concesión de la prórroga».

Cohesión social

En su argumentación de la propuesta, el grupo de IU matizó «no estar a favor de externalizar los servicios que desde las distintas administraciones deben prestar al conjunto de vecinas y vecinos. Pero dado que esta práctica es habitual por parte de los partidos mayoritarios que gobiernan los municipios, IU mantiene que la contratación pública deber ser una herramienta al servicio de los poderes públicos para el cumplimiento de sus fines y valores fundamentales: cohesión social, redistribución de la riqueza, igualdad y justicia, y no como desgraciadamente viene ocurriendo en muchas administraciones, que la mayor ponderación sea el criterio del precio, lo cual puede incidir de manera muy negativa sobre el mercado laboral destruyendo empleo y rebajando las condiciones y los derechos laborales como denunciamos en su día cuando se adjudicó el último contrato de limpieza viaria, entre otras licitaciones».

IU defendió una contratación pública «estratégica, sostenible y socialmente responsable, que tenga en cuenta no solo la calidad, eficacia y sostenibilidad medioambiental en la prestación de servicios, sino también la necesidad de no incidir negativamente sobre las condiciones en las que se desarrolla la prestación laboral».