Madres que sacan pecho en Huétor Vega

Madres del taller de lactancia de Huétor Vega dan de mamar a sus bebés.
Madres del taller de lactancia de Huétor Vega dan de mamar a sus bebés. / LELES DEL CASTILLO
  • El Centro de Salud del municipio metropolitano acoge una muestra fotográfica para visibilizar la lactancia materna, una realidad llena de tabúes sociales

En 2015, el Banco Interamericano de Desarrollo animó a compartir fotos en Twitter de mujeres amamantando a sus bebés. La iniciativa pretendía promover la lactancia materna. Se usó el hashtag #yosacopecho. Con idéntica filosofía luce desde pasado 20 de diciembre la exposición fotográfica ‘Crianza y lactancia respetuosa’ en el Centro de Salud de Huétor Vega. Una idea de los padres y madres que integran el taller de lactancia que se lleva a cabo en el mismo centro. «Queremos promocionar la lactancia y hacerla visible. Pretendemos normalizar el hecho de amamantar como un acto natural, como algo que, por instinto, nos acompaña desde el nacimiento. Y, a su vez, ayudar a eliminar tantos mitos erróneos que acompañan a la lactancia», explica Ana Salinas, una de las madres participantes.

Quienes acuden al espacio médico del municipio metropolitano se encuentran con imágenes de madres que dan de mamar a sus bebes con naturalidad y ternura. Algunas lo hacen en la bañera, cubiertas de espuma. O en el salón de casa, mientras el padre sirve el biberón a un hermanito. Otras amamantan a sus pequeños en grupo, en medio de los parajes del campo hueteño. Todas ellas rompen tabúes. «La magia de esta exposición radica en lo auténtico. Transmiten una paz y una calma capaces de conmover», dicen. Detrás de cada imagen se esconden historias bellas, aseguran, de lucha, superación y gratitud. «Solo hay que ver las miradas, la complicidad».

Numerosos estudios científicos revelan los beneficios de una alimentación exclusiva de leche materna durante el primer año: reduce en el niño un 14% la probabilidad de tener un colesterol elevado y un 22% la de sufrir obesidad o sobrepeso. Favorece además una mejor presión sanguínea y un correcto desarrollo neurológico. En el caso de la madre, esta práctica disminuye el riesgo de sufrir cáncer de ovarios y mama y diabetes.

Recomendación de la OMS

El taller de Huétor Vega surge debido a la multitud de consultas, dificultades y abandonos precoces de la lactancia materna. Esta comunidad de padres se ampara en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de la Asociación Española de Pediatría: lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Y mantenerla junto con la introducción de otros alimentos hasta los 2 años o hasta que madre e hijo lo deseen.

«Pero esto no es fácil. A veces, por mala información, por creencias erróneas o por falta de apoyo, esto no ocurre», señala Salinas. El taller hueteño supone un aval colectivo. Trabajan en un ambiente relajado y distendido. Las madres conducen el tema. Juntas comparten vivencias, miedos y dificultades. «También cuentan sin con la ayuda de la matrona: si existe alguna información que no se ajusta a la evidencia científica, puede ser clarificada. Y no todas las mujeres cuentan con este soporte, pues no hay matronas en todos los centros, por lo que nuestro taller no solo atiende a mujeres de la zona, sino que vienen mujeres de Granada y pueblos de alrededor». El taller de lactancia es abierto a embarazadas y madres, así como a las gestantes que están realizando los cursos de preparación al nacimiento y crianza. «Es una manera de acercarse a la realidad de ser madres».

El éxito de la exposición en Huétor Vega le debe mucho a Leles del Castillo, una mamá fotógrafa, así como a la matrona del Centro de Salud, Raquel Rodríguez, que ha impulsado la iniciativa. «Ha sabido captar esos momentos con una mirada muy especial y sobre todo con empatía. Muchas familias se sentirán identificadas y otras seguro se sorprenderán al visitar la exposición».