Ana Mochón, cantaora joven y multipremiada de Granada.
Ana Mochón, cantaora joven y multipremiada de Granada. / MALDONADO

Flamenco en las aulas de Huétor

  • Las cantaoras Ana Mochón y Marta ‘La Niña’ impartirán conocimientos en los centros educativos del municipio metropolitano

La peña La Parra Flamenca de Huétor Vega cumplió 35 años en 2016. El nuevo presidente, Miguel Baños, llegó hace unos meses con un objetivo prioritario: acercar el flamenco a los jóvenes del pueblo. El mandatario ha cumplido su promesa. Gracias al acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento, los colegios y el instituto del municipio contarán con dos jornadas didácticas este mes. Los días 25 y 26 de enero, los alumnos y profesores podrán disfrutar de los conocimientos contados de primera mano por las cantaoras Marta ‘La Niña’ y Ana Mochón.

En horario lectivo, el 25 de enero visitará los colegios la artista hueteña Marta ‘La Niña’, que acudirá acompañada por Ramón del Paso, el histórico guitarrista también natural del pueblo. Una década después de recorrer las televisiones como joven prodigio, ‘La Niña’ no es una promesa, sino una realidad del flamenco granadino. Se ha curtido en las peñas más puristas. Desde La Parra de Huétor Vega hasta la de José Mercé, pasando por La Platería. Ha compartido escenario con Arcángel, El Pele, Curro Albaicín, Miguel Ángel Cortés, Fuensanta La Moneta, Pepe Luis Carmona Habichuela o los hermanos Morente. De hecho, Enrique, El Ronco del Albaicín, resultó una influencia decisiva para Marta. «Sin Enrique Morente, quizás hoy no estaría aquí. Él fue quien me hizo emprender esta aventura que acabó siendo mi manera de ser, de vivir y, a día de hoy, mi profesión», revela Marta.

‘La Niña’ es una flamenca pura pero inquieta. Pasea su cante por Alemania, Croacia, Austria, Grecia, Marruecos. En Damasco vivió una situación insólita: cantó para el Rey de España y para los ministros de Siria. «Han sido experiencias muy buenas e inolvidables por el trato recibido y por el auge que tiene el flamenco fuera del país. La gente valora tu trabajo, tu esfuerzo y esa es tu recompensa», cuenta.

Su última incursión tuvo lugar en marzo de 2016: la grabación de un nuevo número para la compañía de danza irlandesa Riverdance, con música compuesta por Bill Whelan, artífice de la banda sonora la película ‘En el nombre del hijo’. Marta también ha colaborado en un álbum con el maestro saetero Curro Andrés, asiduo de La Parra, y con el laboratorio coreográfico de flamenco urbano dirigido por Raúl Comba y La Moneta. Su único disco solista hasta la fecha apareció en 2013: ‘Esencias’. Un artefacto cincelado con el guitarrista Luis Mariano Renedo, su mano derecha.

Marta se ha mudado ahora a Sevilla y prepara la puesta en marcha de su propia compañía. La cantaora hueteña reconoce que el traslado a la capital hispalense supone el inicio de una etapa en su vida. En la capital hispalense, ‘La Niña’ trabaja con el bailaor Rafael Amargo. En la actualidad la reclaman en escuelas de iniciación al cante y peñas flamencas.

Referente precoz

Por su parte, Ana Mochón tiene 21 años y está bendecida por la cuna mayor: el Cante de las Minas de La Unión. Entre sus devotos se encuentran expertos supremos como Juan Verdú o Curro Albayzín. Nacida en 1994, Mochón era ya con solo 15 años un referente entre las voces más jóvenes del flamenco. Se trata de una voz multipremiada y reconocida precozmente en palos como las granaínas, malagueñas, tarantas y tangos.

«A los escolares les enseñaremos unas palmas por burlerías. Será algo adaptado a ellos. Les contaremos la historia del flamenco y la historia de La Parra», señala el presidente de la veterana peña de Huétor Vega. Según Miguel Baños, colectivos como La Parra son los que todavía salvaguardan la esencia del flamenco, reconocido por la Unesco en 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. «Los jóvenes son los que tienen que tirar del carro».