Plan de asfaltado y ayuda a la contratación, ejes del presupuesto de 2017 en Huétor Vega

Mariano Molina diserta en el salón de plenos del Ayuntamiento.
Mariano Molina diserta en el salón de plenos del Ayuntamiento. / DIEGO LUZ
  • El equipo de gobierno de Mariano Molina incluye las propuestas de la oposición para garantizar consenso

Ayuda a la contratación, servicios sociales y un nuevo plan de asfaltado son los principales ejes del presupuesto municipal de Huétor Vega para 2017. Es el segundo presupuesto del actual mandato del PP, liderado por Mariano Molina, que no gobierna en mayoría absoluta desde 2015, lo que fuerza a los populares a integrar prácticamente todas las propuestas de los otros cuatro partidos que componen la corporación. Se trata, pues, de un presupuesto de fuerte consenso político. El equipo de gobierno de Molina destaca «el gran plan de inversiones», así como la mejora en el servicio de limpieza viaria y de jardinería. El presupuesto hueteño ha salido adelante con el apoyo de Ciudadanos, la «abstención constructiva» de PSOE e IU, y el único voto en contra de Ahora Sí Podemos.

«El presupuesto es extenso, pero recoge partidas necesarias, como el importe destinado a la ambulancia; la continuidad de la ayuda destinada al material escolar; los importes destinados al deporte; plan de empleo; plan de ayuda para contratación; continuidad en ayudas sociales; partidas específicas para violencia de género; partidas específicas para mantenimiento, servicios y obras; partidas específicas destinadas a gastos de servicios jurídicos en asuntos de desahucios», aclara el edil de Ciudadanos, Joaquín López-Sidro, que apela a las «necesidades reales» de Huétor Vega.

Sin embargo, el alcalde manifestó su chasco tras la votación. «Me siento un poco desilusionado con que no se apoye este presupuesto después de todo lo que se ha aprobado y lo que se ha hecho. Lleva todo lo que han pedido los demás grupos. Pero esto es la política y nos atenemos a ello», dijo en el pleno. El portavoz de IU, Chus Fernández, respondió sobre la marcha tras abstenerse argumentando su disconformidad con la ubicación del capítulo de ayuda a la contratación. «Usted no me verá tirar piedras contra lo que el Ayuntamiento de Huétor Vega aprueba por unanimidad».

La formación de izquierdas celebra haber cerrado un año con propuestas por más de 200.000 euros. El presupuesto incluye propuestas de IU como la remodelación del barrio de Los Corteses, medida también defendida por el PP, que cuenta con una partida de 50.000 euros. Del mismo modo, la agrupación de Chus Fernández peleó por el aumento y mejora del servicio limpieza viaria (61.000 euros) y jardinería (53.000 euros); la reforma de la plaza de Las Viñas (30.000 euros); o la inversión de 10.000 euros para columpios en parques. «Estamos muy contentos. Ha sido un año completo», comenta Fernández.

En total, la partida de inversiones contempla 427.973,88 euros. La concejala de Economía, Hacienda, Comercio, Consumo y Participación Ciudadana, Ana Belén Arquelladas Velázquez, señala un «escenario positivo». Se mantiene el «periodo medio de pago holgado» y «un elevado remanente de tesorería, indicador de una notable liquidez». Los ingresos sufren escasas variaciones con respecto al ejercicio de 2016, con las correcciones convenientes de acuerdo a la previsión que se espera para 2017.

Existe una previsión inicial de 7 millones de euros en el balance de ingresos y gastos. El PP defiende el principio de prudencia en la gestión. La previsiones de ingresos se han elaborado considerando la recaudación líquida de 2015, último ejercicio sobre el que existen cifras definitivas. El presupuesto no contempla préstamo en el capítulo de pasivos financieros para la construcción del teatro municipal, uno de los ejes prometidos en el presupuesto de 2016. «Las circunstancias sobrevenidas nos obligan a llevar una gestión más prudente y austera».

No obstante, Mariano Molina se ha comprometido a completar una serie de actuaciones con cargo al remanente de tesorería en el momento en el que se liquide el presupuesto. Entre ellas, un parque multitemático y la renovación del césped artificial en el estadio de fútbol de Las Viñas, que ha superado la vida útil de una década.

Fomento del empleo

La ayuda a la contratación dispondrá de 120.000 euros. El nuevo plan asfáltico cuenta con 50.000 euros. En el conjunto de partidas de servicios sociales se ha mantenido la cuantía de 2016: en torno a 74.000 euros. Además, la reposición de columpios duplica el presupuesto del año pasado: 40.000 euros. El capítulo de gasto corriente ha aumentado ligeramente en comparación con el ejercicio anterior como consecuencia del aumento de las partidas de limpieza viaria; mantenimiento de parques y jardines; y la mayor dotación para la asistencia de personas dependientes.

Persiste la cuantía destinada a la lucha por la igualdad y contra la violencia de género: 16.000 euros. «A día de hoy, es posible hacer frente a estos gastos con cierto margen de holgura». A esto se añade el fomento de empleo (20.000 euros), la reforma de la sede de Protección Civil (15.000 euros), una nueva caldera de pellet sostenible en uno de los colegios (15.000 euros) o el ‘leasing’ para la adquisición de una ambulancia para Protección Civil. ¿Otras partidas que suben? El conjunto del Museo del Vino, los gastos jurídicos o el mantenimiento de aplicaciones informáticas.

Otra inversión subrayada es la construcción de un circuito de Bicicross/BMX, una de las prioridades para el PSOE, «dada la creciente afición local que cuenta con jóvenes promesas», explica la portavoz socialista, Carolina Higueras, que critica el hecho de que Mariano Molina haya integrado las propuestas de los partidos de la oposición sin consensuar la cuantía. «Es un presupuesto enfocado más a la economía que a las personas», recrimina Higueras. «No se puede hablar tanto de superávit cuando en Huétor Vega sigue habiendo infraestructuras que crear y necesidades sociales». En concreto, al grupo socialista le parece «ridícula» la partida de 6.000 euros destinada inicialmente al circuito de Bicicross/BMX.

Carolina Higueras solicitó una subida a 18.000 euros «para hacer algo en condiciones». «Tenemos que decir que las propuestas del PSOE fueron apoyadas por todos los grupos políticos con excepción del PP, que utilizó el voto de calidad del alcalde para tumbarlas parcialmente con el compromiso de revisarlas más adelante», indicó Carolina Higueras tras el pleno.

El PSOE propuso medidas como la reducción de la tasa de las viviendas de la tercera edad en un 20%; la reducción de la tasa del servicio de basura y recogida de residuos al pequeño comercio en un 25%; o la puesta en marcha de un Plan de Empleo estable de calidad.

De otro lado, Ahora Sí Podemos justifica su voto en contra porque considera que el presupuesto es «correcto, pero sin alma». «Un pueblo necesita inversiones para tener futuro, visión tecnológica, proyecto de convivencia, lugar de comercio peatonal, cultura, ocio, y servicios. Y muchas veces menos asfalto, menos obras faraónicas, menos comprar pistolas, o furgonetas», dice el portavoz y único concejal de Ahora Sí Podemos en Huétor Vega, Pedro J. Collado.