La Junta alaba el trabajo de los juzgados de paz en el área metropolitana

Visita de la delegada del Gobierno al Juzgado de Paz de Íllora./IDEAL
Visita de la delegada del Gobierno al Juzgado de Paz de Íllora. / IDEAL

52 empleados públicos desarrollan esta labor en 24 municipios de la provincia

R. I.Huétor Vega

La Junta de Andalucía ha alabado hoy la labor de los recursos humanos de los juzgados de paz de Huétor Vega, La Zubia y Ogíjares, entre otros 21 municipios de más de 7.000 habitantes de la provincia que carecen de juzgados de Primera Instancia e Instrucción. A través de la consejería de Justicia e Interior, la Junta ha ratificado su apoyo a los 52 empleados públicos que prestan servicio en los juzgados de paz granadinos.

Así lo ha manifestado la delegada del Gobierno, Sandra García, en la visita que ha realizado a las nuevas instalaciones del órgano judicial de Íllora junto al alcalde, Antonio José Salazar. Los juzgados de paz constituyen «el primer eslabón» del sistema judicial y, según la delegada de la Junta, «es importante que funcionen con las garantías de un servicio público ágil, moderno y cercano».

El volumen de trabajo que asumen estos juzgados lleva a la administración andaluza a apoyar con personal cualificado la labor de los jueces de paz y su contribución a la prestación de este servicio público.

En la provincia de Granada realizan funciones de jueces de paz 165 personas. La delegada del Gobierno agradece «la importante labor que realizan al resolver cuestiones de menor alcance jurisdiccional, prestando a la ciudadanía un servicio de proximidad dentro de la compleja Administración de Justicia».

Los juzgados de paz tienen competencias en registro civil, celebran juicios verbales sobre asuntos civiles, demandas con reclamaciones económicas pequeñas, así como actos de conciliación, y dictan sentencias por auxilio judicial.

En el ámbito penal, asumen la instrucción, enjuiciamiento, fallo y ejecución de los juicios de faltas leves sobre ciertas infracciones como amenazas, coacciones, deslucimiento de bienes inmuebles, maltrato de animales domésticos o perturbación del orden público.

También dan cumplimiento a exhortos penales, es decir, realizan diligencias que el juzgado de paz efectúa por delegación de otros juzgados, encargándose por ejemplo de tomar declaración a perjudicados o de efectuar ratificaciones, además de llevar a cabo actuaciones como, por ejemplo, un levantamiento de cadáver.

Los jueces de paz son personas que, aún no siendo indispensable el requisito de ser licenciados en Derecho, sí reúnen una serie requisitos establecidos por la ley para el ingreso en la carrera judicial para el desarrollo de unas funciones de auxilio judicial y de resolución de conflictos y problemas en el seno de los municipios, evitando de esta forma que estos terminen en los tribunales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos