Huétor Vega presentará alegaciones al Plan Especial de la Vega

Jornada técnica de la Junta, con municipios y colectivos, esta mañana./IDEAL
Jornada técnica de la Junta, con municipios y colectivos, esta mañana. / IDEAL

El Ayuntamiento rechaza la declaración como Zona de Especial Protección de una parte del suelo

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

El Ayuntamiento de Huétor Vega presentará alegaciones al Plan Especial de la Vega, que esta mañana ha dado un paso hacia el consenso de municipios y colectivos con una jornada técnica promovida por la Junta de Andalucía. El alcalde, Mariano Molina (PP), rechaza la declaración como Zona de Especial Protección de una parte del suelo. En concreto, la que bordea el pueblo entre la bajada por la rotonda de Cájar y Monachil, y la avenida de Andalucía. «No estamos de acuerdo. No es congruente con el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana (POTAU), que establece para esa zona en un punto intermedio entre la Especial Protección y el suelo urbanizable», explica Molina.

El Gobierno andaluz ha reunido hoy en una jornada técnica a representantes de municipios y colectivos para avanzar en la elaboración del Plan Especial de Ordenación de la Vega de Granada, cuyo objetivo es la conservación, protección y mejora de este espacio, y que en la actualidad está en fase de información pública. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio abrió el pasado 9 de noviembre este trámite tras la aprobación inicial del plan, un documento que se enmarca dentro de los instrumentos de planeamiento previstos en la Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y que afecta a unas 16.000 hectáreas, a 27 municipios y a medio millón de habitantes.

El documento afecta a medio millón de habitantes y abarca 16.000 hectáreas

Los congregados no solo han valorado el importante número de ciudadanos sobre los que repercute el plan, sino también su impacto regulatorio en un espacio de gran singularidad. Además del desarrollo agrario, económico y el empleo, la Vega cuenta por su carácter cultural, patrimonial, lúdico o deportivo. «Con este plan se pretenden ordenar todos esos usos de la Vega, hacerlos compatibles con un desarrollo sostenible y ofrecer una alternativa habitacional con oportunidades y servicios para que se pueda vivir en ella», apunta Sandra Martín, delegada del Gobierno de la Junta en Granada.

Consenso

Por su parte, la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria, subraya el consenso con el que nace el documento inicial, que se ve como instrumento «con todas las garantías jurídicas y cautelas administrativas» para que sea una realidad y pueda ser aplicado. La jornada ha reunido a técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y personal externo encargado de confeccionar el Estudio Ambiental Estratégico complementario, expuesto también a posibles alegaciones.

El documento identifica las zonas de Vega en base a las características de los modelos productivos agrarios y los sistemas de regadío que en ellas se desarrollan, estableciendo normas específicas de aplicación para preservar los valores asociados a la actividad agraria tradicional. En este sentido, se incluyen medidas de protección y revalorización del patrimonio cultural de la vega, asociado a la actividad agropecuaria que ha contribuido a la construcción de este territorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos