Huétor Vega: deseos para 2018

Los cinco partidos de la corporación municipal de Huétor Vega debaten en el pleno./DIEGO LUZ
Los cinco partidos de la corporación municipal de Huétor Vega debaten en el pleno. / DIEGO LUZ

El presupuesto asciende a casi 7,5 millones de euros | Aumenta el servicio de limpieza viaria y jardinería

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

2018 comienza con una buena noticia para Huétor Vega: el municipio recibirá 650.000 euros de la Junta de Andalucía y casi dos millones y medio del Estado. La primera cantidad corresponde al fondo incondicionado de participación de las entidades locales en los tributos de la comunidad autónoma (Patrica). El ayuntamiento cobra a través de cuatro partidas trimestrales. La distribución de la cuantía se realiza mediante una fórmula objetiva que pondera población, dispersión geográfica, superficie urbana y capacidad fiscal.

La segunda cifra –en concreto, 2.336.000 euros– obedece a la participación de los tributos estatales. El factor principal que determina la cuantía de estas transferencias es el número de habitantes. El Ayuntamiento de Huétor Vega anima a los residentes a que se empadronen, como obliga la ley. Si existe un volumen importante de ciudadanos que residen de forma habitual en el pueblo pero no están empadronados, las aportaciones de las otras administraciones que corresponderían a Huétor se van a las localidades en las que se encuentran empadronados, lo que dificulta la prestación de servicios de calidad. Es decir, estos residentes no se benefician de parte de los impuestos que pagan: el dinero va a parar a otros municipios.

Esta inyección de tesorería se incluirá en el presupuesto, los ingresos para gasto corriente. «La Junta de Andalucía nos concede la misma cantidad cada año, cuando debería subir un porcentaje a partir de la ley que ellos mismos establecieron. Si la cumplieran, estaríamos hablando de casi un millón de euros más en deuda con nosotros», lamenta el alcalde, Mariano Molina. Por cada vecino empadronado, el Ayuntamiento recibe unos 180 euros del Estado y otros tantos de la Junta.

Dependiendo de las enmiendas presentadas por PSOE, IU y Ahora Sí Podemos, el presupuesto municipal podría entrar en vigor el 30 de enero. El importe para 2018 asciende a casi siete millones y medio de euros. Por tanto, es ligeramente superior al del ejercicio anterior. La partida que más aumenta es la de gastos corrientes, que se incrementa en alrededor de medio millón. Se potenciará, sobre todo, el servicio de limpieza viaria y jardinería. También sube el apartado de personal por la equiparación salarial de los trabajadores eventuales con los fijos, y por la creación obligatoria de una plaza de tesorería con habilitación nacional. El equipo de gobierno justifica así el recorte de un 63% en las inversiones. Con todo, contemplan el equipamiento para el proyecto de una Casa de la Juventud, nuevos vehículos y una parte para atender las peticiones ciudadanas en presupuestos participativos. Y a esto se suma el remanente positivo de 2017.

Presupuestos participativos

El próximo 30 de enero se celebrará una asamblea en La Nava (18.30 horas) para informar sobre el proceso de los presupuestos participativos de Huétor Vega. Cualquier persona mayor de 16 años y empadronada en el municipio podrá proponer en qué se gasta parte del presupuesto para inversiones de 2018.

Las propuestas que cumplan los requisitos básicos se someterán a votación para que, entre toda la ciudadanía, se decida qué propuestas son las que se llevarán a cabo. En la asamblea, el Ayuntamiento informará del plazo y lugares de presentación de propuestas, así como todos los detalles de esta iniciativa.

Una de las asignaturas pendientes del año pasado es el circuito de BMX junto a la piscina cubierta. Es uno más de los proyectos en el aire a la espera de liquidar el presupuesto. Otros: los vestuarios soterrados en Las Viñas, la conclusión de la reforma de las antiguas escuelas de la Avenida de Andalucía, otro plan de asfaltado y el ensanche del cruce de la Avenida de Los Almendros.

Los vestuarios se retrasarán –cuenta el alcalde– al haber presentado tarde la documentación la empresa ganadora del concurso. Respecto a las viejas aulas, una subvención de la Junta permitirá sufragar la carpintería. Asimismo, las ventanas se sustituirán por unas de mayor eficiencia energética. Y la fachada preservará el aspecto de su edificación original, a finales de los años cincuenta, con ladrillo visto.

En el listado de asignaturas pendientes en Huétor Vega hay un parque infantil en La Nava y un parque acuático (‘splash park’). A lo que se une un circuito de patines y la remodelación de calles en Balcón de la Vega. Pero además existe un paquete de medidas en marcha o recién culminadas. Casi a punto se encuentran las escaleras de la calle Campo y el Parque de la Culebra. Dos parques están pendientes de sus columpios. La obra del Camino del Zute está finalizada, y el plan asfáltico que llega hasta El Guerra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos