El 'gordo' de Huétor Vega: 800.000 euros en inversiones

Susana Megías y Mariano Molina analizan las próximas obras en Huétor Vega./DIEGO LUZ
Susana Megías y Mariano Molina analizan las próximas obras en Huétor Vega. / DIEGO LUZ

El Ayuntamiento destina el remanente positivo a emprender un ambicioso paquete de mejoras en el municipio

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Desde antes de comenzar su segundo mandato esta década, el alcalde de Huétor Vega, el popular Mariano Molina, ha escuchado el mismo reproche en todos y cada uno de los plenos municipales: ¿por qué no invierte el Ayuntamiento el superávit? El responsable del equipo de gobierno siempre respondía que no puede ser: existe una Ley de Estabilidad. El municipio carecía de margen de maniobra para gastar más que el año anterior. Ahora, la solución ha consistido en situar el paquete de medidas dentro de Inversiones Financieramente Sostenibles. De esta forma, el Ayuntamiento espera encauzar un ramillete de proyectos de casi un millón de euros. Un hito.

En concreto, el montante de las próximas inversiones en el pueblo será de 857.446 euros. Una cifra inferior al límite que marca el principio de Estabilidad Presupuestaria. Las Inversiones Financieramente Sostenibles no computan para la regla de gasto. De manera que las acciones en parques, aguas residuales, asfaltado, alumbrado público entran en el lote. «Tenemos un remanente positivo muy alto, pero no podíamos invertir», dice el alcalde. La situación de superávit sucede desde el anterior mandato. Cuando el PP empezó a gobernar, en 2011 –en plena crisis–, el municipio arrastraba una deuda que rondaba los cinco millones de euros.

El paquete de partidas sobre el que trabaja el equipo de gobierno de Mariano Molina, en especial con la batuta de la concejala de Urbanismo y Mantenimiento, Susana Megías, contempla inversiones que llevaban tiempo en el aire. La urgencia ahora es adjudicar los contratos antes de que termine diciembre. Para que, al menos, se puedan ejecutar con seguridad a lo largo de 2018. «Vamos a agilizar», apuntan ambos. En el horizonte más inmediato está quitar los saneamientos que transcurren por la acequia en la avenida de Andalucía. «Los vecinos llevan muchos años quejándose», señalan.

Habrá arreglos en parques, asfaltado y alumbrado público

Este movimiento de ficha fue respaldado en pleno por PSOE, IU y Ciudadanos. Ahora Sí Podemos se abstuvo. «Pido que nos permitan gastar lo que hemos ahorrado cuando lo hemos hecho bien», exigía el alcalde en estas páginas hace seis meses. El remanente positivo es de 2.700.000 euros este año.

La memoria de proyectos establece casi 200.000 euros para cambiar el alumbrado exterior de todo Huétor Vega. En realidad, eso cuesta más de dos millones. El Ayuntamiento ha pedido una subvención de un millón al IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). El 20% correría a cuenta de las arcas municipales.

Partidas principales

Alumbrado exterior:
199.893 euros
Plaza de la Nava:
60.470 euros
Plaza de la Culebra:
60.419 euros
Asfalto:
60.310 euros
Cierre de Plaza de Las Viñas:
10.372 euros
Saneamiento;
34.224 euros
Tejas del viejo parvulario:
50.068 euros
Parque infantil temático:
59.103 euros
Parques infantiles:
56.252 euros
Antiguas escuelas:
119.723 euros
Avenida Los Almendros:
29.260 euros
Plaza Abdal Malik:
26.787 euros

Por su parte, la Plaza de la Nava y el parque infantil temático están proyectados en el entorno del parque canino, donde hay que arreglar el asfalto y subir el muro perimetral. El espacio temático para niños se ubicará en la antigua pista de baile y tendrá suelo de caucho y césped. Con el remanente del próximo año pondrán los columpios, que serán específicos. Costará unos 120.00 euros. El prometido parque acuático (‘splash park’) pasa a la lista de deseos del remanente actual o al de 2018.

El segundo plan asfáltico tiene previsto aquí un apéndice de 60.000 euros. En la mejor de las posibilidades, se acometerían dos planes completos. Uno de los centros neurálgicos del barrio de Caicena, la plaza Abdal El-Malik, conocida como la Plaza del Moro, mejorará su escenario para eventos. Ahora, tan solo dos escalones cumplen esa función: insuficientes para la celebración de espectáculos. Se trata de un enclave cada vez más concurrido en festejos populares. La partida dispone más de 26.000 euros para este fin.

Tráfico

Otro de los fuertes en este plan de obras en Huétor Vega es el ensanche del punto de intersección del tráfico de la avenida de Los Almendros con la calle Granada y el Callejón de los Leones, que conduce hacia Cañadilla y Tesorillo. Desde hace un par de décadas, este punto supone una incomodidad por su estrechez, y fuente de problemas en la circulación. El remedio pasa por llegar a un acuerdo con los propietarios de los inmuebles que hacen esquina y ceder parte del espacio a la calzada.

El Ayuntamiento compensará a estos propietarios asumiendo las reformas con los accesos pertinentes a las viviendas. Los vecinos esperan como agua bendita esta obra. Así, pues, Huétor Vega asiste a un potente lavado de cara. Cada vez más cerca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos