«Las flores aparecen e inspiran en cada rincón de Huétor Vega»

La artista hueteña, en el estreno de su nueva colección, en el Carmen de San Rafael./DIEGO LUZ
La artista hueteña, en el estreno de su nueva colección, en el Carmen de San Rafael. / DIEGO LUZ

Pintora. Expone 'Lo que dicen las flores' en el Carmen de San Rafael hasta el 8 de diciembre

E. TÉBARHuétor Vega

De pequeña era frecuente encontrarla pegada al lápiz y al papel. Siempre dibujando. Así, de manera entusiasta y autodidacta, es como se convirtió en pintora Silvia Ruiz-Dorizzi. Hasta su apellido evoca resonancias del arte italiano. La artista reconoce su predilección por los impresionistas: Monet, Degas, Van Gogh, Renoir... De los actuales, aboga por Antonio López, María Teresa Martín-Vivaldi y su maestro, el desaparecido David Zaafra. Silvia expone ahora 'Lo que dicen las flores', una colección de veinte obras elaboradas con técnicas mixtas sobre distintos soportes de madera. La muestra, fruto del trabajo de Ruiz-Dorizzi durante los dos últimos años, permanecerá abierta en el Carmen de San Rafael de Huétor Vega hasta el 8 de diciembre (horario de 11 a 13 y de 17 a 20 horas).

-¿Qué le dicen a usted las flores?

-Creo que cada flor tiene algo que enseñarnos o transmitirnos. Cada flor me expresa un sentimiento, un estado de ánimo, una complicidad a través de sus colores, formas, texturas, olores... He seleccionado las flores que me transmiten todas estas cosas.

-Hace un par de temporadas mostró en el mismo espacio su visión de Al Andalus. ¿Hay conexiones entre su obra pasada y presente?

-Por supuesto. La cultura de Al Andalus está muy ligada a todo lo que tenía que ver con la belleza en sus jardines: las plantas, el agua... Son temas relacionados con la vida y la naturaleza. Y las flores guardan un papel muy destacado en esos jardines de la cultura andalusí.

-¿Plantea esta exposición como un viaje?

-Es un viaje a través del mundo de los sentidos, ya que cada flor nos sugerirá un aroma, un paisaje, una textura, unos colores e incluso un sonido. He intentado dar vida a cada flor integrando cada obra sobre soportes que nos evoquen el campo o el ambiente rústico de la naturaleza con materiales como la madera, los textiles, la rafia... Y todo ello construido de forma artesanal. Espero que cada visitante se identifique con las obras de esta muestra.

«Hemos creado la Asociación Escuela de David Zaafra, que sirve de nexo para todos los que queremos difundir su obra y sus enseñanzas»

-Es usted una pintora de referencia en Huétor Vega. ¿Cómo ve su propia evolución?

-Valoro positivamente la evolución que ha seguido mi pintura desde la perspectiva del estudio y la exploración que realizo, tanto sobre técnicas pictóricas como en el estudio de nuevos materiales para introducirlos.

-Viene a reflexionar sobre la flora en vísperas del invierno…

-Bueno, la idea original era realizar la exposición al inicio de la primavera, pero por circunstancias no pudo ser. Creo, de todas formas, que cualquier época es buena para reflexionar sobre ellas: nos acompañan en todas las épocas del año.

-¿Qué tienen de especial las flores en Huétor Vega?

-Las flores aparecen en cada rincón de Huétor Vega: en las macetas que cuelgan de las paredes encaladas, en los jardines de las casas, en el campo... Por todas partes encontramos flores que llaman nuestra atención.

El vacío del referente

-Usted fue discípula de Zaafra. ¿Cómo sobrellevan su vacío los pintores hueteños?

-Fui discípula de Zaafra durante siete años. Él ha sido mi referente y el impulsor de todo mi trabajo como artista. Sin duda, nos ha dejado un vacío muy grande a todos los que seguíamos sus pasos. Por ello, mis compañeros y yo, hemos creado la Asociación Artístico Cultural Escuela de David Zaafra, que sirve de nexo de unión a todos los que queremos difundir su obra, sus enseñanzas y todo lo que rodeaba a la figura de nuestro maestro.

-Parece que Zaafra tendrá una plaza en Huétor.

-La idea de una plaza o espacio con el nombre de David Zaafra ya la habíamos planteado mis compañeros y yo. Y cuando el Ayuntamiento de Huétor Vega nos propuso conceder este espacio, nos pusimos manos a la obra y diseñamos el proyecto de la plaza conmemorativa junto con los familiares de David. Estamos todavía ultimando detalles, pero, cuando se ejecute, creemos que va a ser un espacio único dedicado a uno de los mayores artistas contemporáneos. Un hombre que eligió Huétor Vega para vivir y desarrollar una parte importante de su obra.

 

Fotos

Vídeos