Las fiestas de San Miguel despiden septiembre en Huétor Vega

La cena barrial del viernes en San Miguel incluye baile flamenco en abundancia./IDEAL
La cena barrial del viernes en San Miguel incluye baile flamenco en abundancia. / IDEAL

El barrio, modelo de unión vecinal, celebra a lo grande su patrón el último fin de semana del mes

E.T.Huétor Vega

«Septiembre aún es verano», decía aquella canción del grupo de punk-pop Airbag. Pero tarde o temprano se acaban las vacaciones y llega el frío. El toque de corneta en el municipio metropolitano lo da cada septiembre el barrio de San Miguel. Fiestas de los vecinos y para los vecinos. La noche del viernes 28 volverá a producirse el milagro de la vecindad unida con mesa y mantel. Será en el , tras la (17:30 horas). Momento para brindar y disfrutar del baile del grupo Mis Flamenkit@s. Como novedad este año, la Banda de Música de Huétor Vega actuará con otras bandas de localidades metropolitanas por la tarde.

El sábado 29 tendrá lugar la misa (20 horas) y la procesión del patrón. «Después tomaremos unos frutos secos y disfrutaremos con la música en directo de McGregor», anuncia Antonio Fernández, también conocido como 'El Colorín', impulsor del evento y defensor de las costumbres del barrio.

El domingo, 30 de septiembre, el Ayuntamiento de Huétor Vega se sumará a los festejos mediante la organización, como es costumbre, del Día de la Bicicleta. La guinda, con ruedas y pedales, desde el pabellón deportivo (a las 11 de la mañana) en la mañana dominical.

40 años de tradición

Cuentan los veteranos que hubo una época en la que los festejos barriales se extendían durante nueve días. Ahora, la jarana se reduce a un fin de semana. Eso sí, un 'finde' ejemplar y bien aprovechado. Tiene mucho mérito sentar a todo un barrio en torno a las viandas para compartir una cena.

En 1978, Antonio Fernández peleó, junto a los vecinos de San Miguel, para la creación de la ermita del patrón. «Ahí sigue. Y que dure muchos años», suspira. «San Miguel es importante. Es un sentimiento para la gente del barrio. Una tía de mi padre realizó una recolecta para comprar la imagen del santo». Las fiestas han evolucionado. Antes se prendían hogueras, hasta que se desaconsejó esa práctica. La de 'El Colorín' es una historia de amor al pasado. Y así lleva desde hace 40 años.

 

Fotos

Vídeos