Fiesta de la Vendimia: Huétor Vega saca sus vinos del armario

Bodegueros y representantes del equipo de gobierno de Huétor Vega./MOISÉS CHACÓN
Bodegueros y representantes del equipo de gobierno de Huétor Vega. / MOISÉS CHACÓN

El pueblo, de arraigada tradición vinícola, organizó una ruta de senderismo por sus viñedos y brindó con sus cosechas

Eduardo Tébar
EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Donde hay vino, hay alegría. Huétor Vega, el pueblo del mosto y de las sabrosas cosechas de tirada corta, casi a modo de reliquia para unos pocos privilegiados, tiene mucho que decir. La larga tradición vinícola de esta tierra sirve de argumento para la celebración de la Fiesta de la Vendimia, que cumplía su tercera edición el pasado 21 de octubre.

El evento se consolida. Y no cabe duda de que le aguarda un futuro prometedor, en vista de la afluencia de público que se dio cita en la explanada de Huerta Cercada desde el mediodía. A un pie del Museo del Vino y Flamenco del municipio. Llegó el otoño, llegaron los tragos y llegaron las chacinas del lugar.

El programa comenzó temprano, a las ocho y media de la mañana, con una ruta de senderismo por los viñedos y visita al centro enológico. Los más valientes, incluso tuvieron la oportunidad de pisar la uva del mosto, santo y seña de Huétor Vega. Etiquetas como Quilino, Márquez, Pepe El Corzo, Antonio García, Manuel Velázquez o Adolfo Hitos se mantienen fieles al encuentro. También, los jamones y chacinas de La Pequeña Fábrica y D.A.B. Los Rebites. Con esta iniciativa, el Ayuntamiento pretende reforzar el destacado papel que el cultivo del vino tiene en el municipio.

El alcalde, Mariano Molina, señaló que esta iniciativa, que se repite con éxito, supone el complemento ideal a las Jornadas del Vino que el municipio acoge desde hace más de veinte años. «Con la Fiesta de la Vendimia abarcamos el ciclo completo de la producción de este preciado caldo del pueblo», asegura.

Hubo vino para todos los paladares en la Fiesta de la Vendimia. Recibió halagos el tinto cosecha de 2016 de Antonio García. Lució galones el Sol de Umbría de Manuel Velázquez, que apuesta tanto por los blancos como por los tintos. Además del mosto inevitable (Bodega Pepe El Corzo), hubo alabanzas para el rosado de Quilino y el tinto de Adolfo Hitos.

Fotos

Vídeos