El Festival de Folclore llena la plaza

Actuación del Rancho Folclórico y Etnográfico del portugués Valle de Açores, en Huétor Vega.
Actuación del Rancho Folclórico y Etnográfico del portugués Valle de Açores, en Huétor Vega. / DIEGO LUZ

El Rancho Folclórico y Etnográfico del portugués Valle de Açores deslumbró con su espectacular puesta en escena

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Una imagen resume la primera edición del Festival de Folclore de Huétor Vega: la plaza Abdal El-Malik, en el corazón del barrio de Caicena, convertida en un patio de butacas repleto. ¿El atrezo? Coristas nonagenarias, mujeres que portan canastos de mimbre en la cabeza, pasarela de zuecos de madera y trajes tradicionales.

Así se presentó el Rancho Folclórico y Etnográfico del Valle de Açores, procedente de la villa portuguesa de Mortágua (Coímbra). Los lusos triunfaron. Más de 20 personas sobre el escenario. Muchos de ellos, familia: generaciones que conservan las raíces de hondonada. La formación abrumó con su espectacular puesta de largo, que alterna cantantes y colorea las músicas con festín de acordopnes. El Rancho brilló en la Vega granadina con sus danzas lusitanas.

La plaza Abdal El-Malik, convertida en un patio de butacas repleto. / D.L.

Todo empezó por la tarde, con un pasacalles al que siguió la cantera de San Roque, representada por los jóvenes Alejandro Sánchez y Guillermo Gaetano Pacheco Chang. Tras las melodías inglesas y la cantiga sefardí, llegó el turno del toledano Grupo de Coros y Danzas Virgen del Rosario Dosbarrios. Los manchegos, que conocieron a la Rondalla San Roque –organizadores del evento– en un certamen internacional en Marbella, repartieron simpatía y gracia con sus jotas y fandangos. Incluso se atrevieron a cerrar con ‘La reja’ de Granada.

Por su parte, las hueteñas de la asociación de danza Mis Flamenki@s aportaron solemnidad flamenca. Instruidas de cerca por la profesora Ana Velázquez, se lanzaron por seguiriyas de Juana Amaya, tangos a Camarón, sevillanas corraleras de Lebrija y unos caracoles finales.

El broche lo pusieron los anfitriones de San Roque. La agrupación Pulso y Púa surgió en el pueblo en 1991. Sus 35 componentes se volcaron en culminar con éxito el Festival de Folclore, una apuesta por el acervo cultural de la península.

Fotos

Vídeos