«Exijo que no nos traten igual a los ayuntamientos que cumplimos que a los deudores»

Mariano Molina, sentado en la plaza del Mentidero.
Mariano Molina, sentado en la plaza del Mentidero. / Diego Luz

El alcalde de Huétor Vega, Mariano Molina, analiza la situación del municipio en el ecuador del mandato

Eduardo Tébar
EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Agricultor, licenciado en Derecho y alcalde de Huétor Vega, Mariano Molina del Paso inició su tercer mandato hace ahora dos años. En 2015, el PP perdió la mayoría absoluta. Así que Molina estaba condenado a entenderse con los cuatro partidos de la oposición. Nunca antes había estado tan concurrido el Ayuntamiento. En el ecuador de esta etapa, el regidor analiza en la plaza del Mentidero el momento de consenso político que atraviesa el municipio metropolitano.

- Dice que se siente bien gobernando en mayoría simple. ¿Por qué?

Porque la oposición que tenemos en Huétor Vega es constructiva. Todos los partidos plantean cosas para crear y para mejorar el pueblo. Sin embargo, en el anterior mandato, en el que teníamos mayoría absoluta, la oposición iba más enfocada a destruir lo que queríamos hacer. No hacían propuestas para hacer un municipio mejor. Ahora sacamos adelante las propuestas de manera consensuada. El 90% de las medidas salen tras un acuerdo con el resto de los grupos. Hay propuestas suyas que aprobamos nosotros y hay propuestas nuestras que aprueban ellos. Intentamos llegar siempre a un acuerdo. También hay mucho más trabajo para intervención y secretaría, y más con un pleno mensual.

- Sin embargo, la oposición reprocha que el PP gobierna con las medidas que proponen los demás.

No es cierto. Por ejemplo, arreglar el parque de Las Viñas era algo que llevábamos en nuestro programa. No hace falta que presenten una moción para eso. Hemos arreglado los parques de Doña Juana, La Prina… Pero es que lo teníamos en cartera. Que ellos presenten una moción no significa que nosotros no lo tuviéramos previsto. Muchas de las actuaciones que efectuamos y que ellos piden, como arreglar una acera o incluso los planes asfálticos, son medidas que forman parte de nuestro programa. Cada año hemos acometido un plan asfáltico. En este pueblo se están haciendo infinidad de cosas: la reforma del edificio de Protección Civil, el muro que se iba a caer en la calle Real… Cosas que no van a pleno. Ellos proponen temas. A veces son medidas que no se nos habían ocurrido a nosotros, pero en la mayoría de las ocasiones coincidimos en el programa. Antes, todas esas mociones entraban en ruegos y preguntas.

«Mi premisa: gastar el dinero cuando lo tienes»

- Huétor Vega está en superávit. ¿Por qué guarda el remanente positivo y no invierte más?

Mi premisa siempre ha sido la de gastar el dinero cuando lo tienes. Ahora tenemos un remanente positivo de 2.700.000 euros. Hemos hecho unas modificaciones presupuestarias para invertir un millón de euros en el cambio del césped artificial del estadio de Las Viñas, el ‘splash park’ o un parque infantil junto al parque canino. La ley no nos permite gastar más de lo que hemos gastado el año anterior. Si lo hiciésemos, nos podrían sancionar, y no podemos llegar a eso. Lo que yo exijo es que no se nos trate igual a los ayuntamientos que cumplimos que a los ayuntamientos deudores. Pido que nos permitan gastar lo que hemos ahorrado cuando lo hemos hecho bien. Y quien no lo ha hecho bien, que siga con su plan de estabilidad presupuestaria y con sus recortes. En los municipios cumplidores de España hay 7.000 millones de euros que no se pueden invertir por la regla de gasto.

«Antes de 2011, aquí se recaudaban más de 30.000 euros en multas», recuerda el alcalde de Huétor Vega. / D.L.

- Una de las viejas reivindicaciones en la calle es mejorar el transporte público.

El problema que tiene Huétor Vega es que ha crecido en horizontal. El término es muy amplio. Para que un autobús sea rentable debe tener gente que se suba. Cuando pusimos el autobús de Las Chinas, nos costaba 80.000 euros entre el Ayuntamiento y el Consorcio de Transporte. Era deficitario. Maracena tiene el mismo término municipal construido que Huétor Vega, pero el doble de habitantes que nosotros, que no llegamos a 12.000. Los ingresos del Estado por habitante son el doble allí, cuando el mantenimiento que necesita Huétor Vega es el mismo. El Consorcio se ha comprometido a mejorar la concesión actual, que tiene más de veinte años, pero lo veo difícil porque los datos de ciudadanos que utilizan el transporte público son muy bajos. Y hay personas mayores que solicitan este servicio para hacer rehabilitación en la piscina.

«El espacio escénico es una prioridad»

- El radar móvil se ve con buenos ojos, pero la gente asegura que cuesta circular a 30 por hora.

La realidad es que la velocidad ha bajado en el pueblo durante estos tres meses. La gente ya sabe que el radar solo multa cuando se pasa de 50 por hora. No se producen aglomeraciones de tráfico. Yo voy con una furgoneta grande y he comprobado que se puede circular a 30 sin problema. Lo hemos implantado por seguridad. Cuando quitamos los badenes, muchos vecinos se quejaron por la velocidad de los vehículos. No pretendemos hacer caja. Está anunciado desde la entrada al pueblo. Antes de 2011, este Ayuntamiento recaudaba más de 30.000 euros en multas de tráfico. Después, la media pasó a 8.000 euros.

- ¿En qué quedó el proyecto de construir un espacio escénico?

La idea es crear un espacio escénico potente, de manera que los talleres no anden repartidos por medio pueblo. Sigue siendo nuestra prioridad y tenemos capacidad económica para ello. El problema con el que nos encontramos es el PGOU y unos informes técnicos que están tardando una eternidad. Dependemos de eso para que la Junta lo aprueba de forma definitiva. Necesitamos el terreno. Nos falta una zona de equipamiento de unos 3.000 metros, que es la capacidad necesaria para esta edificación.

- Últimamente se han producido episodios de vandalismo.

Pediría que la gente reaccionara como un vecino que llamó a mi puerta el otro día. Unos chavales rompieron una farola, el padre de enteró, trajo a su hijo a mi casa y me preguntó dónde podía ir a pagar el cristal que había destrozado. Me quedé sorprendido. Si todo el mundo actuara así, otro gallo cantaría. Pienso en los que se cargaron con navajas 700 metros de manguera de riego el mes pasado. Es importante la colaboración ciudadana, que la gente avise a la Policía Local si presencia estas conductas. Aquel padre le dijo a su hijo: «Si no lo pagas tú, nos toca pagarlo entre todos».

- El equipo de fútbol seguirá en Tercera y pide más apoyo económico del Ayuntamiento.

Vamos a mantener el apoyo que ya hay, que es importante: 27.000 euros. Municipios como Huétor Tájar, en la misma categoría, ponen solo 18.000. Habrá mejoras como los vestuarios soterrados o una pequeña grada junto al marcador. También vamos a solicitar a concurso una nueva cantina.

Plan asfáltico

El presupuesto de Huétor Vega para 2017 contempla 50.000 euros para un nuevo plan de asfaltado. «Según los técnicos, el asfalto se hace mejor en verano que en invierno porque cuaja más», explica Mariano Molina. La mayor renovación del asfalto en la historia del municipio tuvo lugar en 2014. Desde entonces, el equipo de gobierno popular realiza un plan anual.

«Unos planes asfálticos son más potentes que otros, pero la cuestión es que todos los años hacemos uno. La prioridad son las calles más viejas, las que se encuentran en peor estado. Este año, si Diputación repartiera más dinero de las Inversiones Financieramente Sostenibles que destina a los pueblos, ampliaríamos el plan asfáltico y meteríamos otras calles que están a la espera y que también lo necesitan», relata el alcalde.

Fotos

Vídeos