La cuna del villancico a compás

Actuación del Coro Rociero Virgen del Rosario./DIEGO LUZ
Actuación del Coro Rociero Virgen del Rosario. / DIEGO LUZ

Huétor Vega acogió el Encuentro de Coros por Navidad

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Villancicos a compás. Voces prodigiosas acompañadas de guitarra y palmas. Textos que evocan el nacimiento del Niño. El apasionante mundo de los coros rocieros puso patas arriba ayer el patio de butacas del Centro Social La Nava de Huétor Vega. La excusa: el Encuentro de Coros por Navidad que organizaba la agrupación local, el Coro Rociero Virgen del Rosario. Un espectáculo que reunió el talento de las bandas del área metropolitana de Granada. Era el 1 de diciembre y el pueblo vivía el estreno simbólico del programa navideño que se avecina.

El Coro Rociero Virgen del Rosario de Huétor Vega tiene 25 años recién cumplidos. Un cuarto de siglo que ha llevado a los hueteños a citas como el Festival Nacional de Cante Flamenco, en la localidad murciana de Jumilla, o Aranda de Duero (Burgos), donde destacaron con su dominio de los villancicos flamencos en 2006. Ciudad Real, Benidorm, Torremolinos o Adra han sido algunos de sus destinos a lo largo de este tiempo.

Coro Rociero Canela en Rama de Ogíjares.
Coro Rociero Canela en Rama de Ogíjares. / D.L.

Del mismo modo, en la provincia ha desfilado por parroquias, hoteles, complejos turísticos y espacios históricos como el Carmen de los Mártires, el Corral del Carbón, la cueva La Fragua o La Chumbera del Sacromonte.

En la actualidad, el colectivo de Huétor Vega cuenta con más de treinta integrantes. «Hemos superado años duros. El coro se partió por la mitad», confiesa la presidenta, Marisol Parrilla, que anoche ejerció de solista en La Nava. «Ahora ha entrado personal nuevo. Sonamos muy bien. Somos como una pequeña familia. Estoy muy satisfecha y muy orgullosa del momento que atravesamos», comenta a IDEAL.

«Ha entrado personal nuevo al coro de Huétor Vega. Sonamos muy bien. Somos como una pequeña familia» marisol parrilla, presidenta del Coro Rociero Virgen del Rosario

El Coro Rociero Virgen del Rosario deslumbró con esa mezcla de cantes flamencos y tradición navideña marca de la casa. Tiraron de palos festeros para animar las fechas. Interpretaron una rumba y una bulería que habla de la guerra. «Saca vinito del bueno y vamos a celebrar», decía la letra. No podía faltar un villancico ortodoxo y de rigor, que fue ‘Gloria’. Los romances como ‘Juan Lanas’ o ‘La molinera’ están arraigados en la Nochebuena de Huétor Vega. Y aún quedaba mucho más. Completaban el cartel el Coro Flamenco de Albolote, el Coro Rociero Virgen del Rosario de Monachil, el Coro Rociero Alhendinense y el Coro Rociero Canela en Rama de Ogíjares.

Coro Rociero Alhendinense.
Coro Rociero Alhendinense. / D.L.

Por su parte, el Coro Rociero Virgen del Rosario de Monachil nació en 1990 para acompañar a la misa de su patrona. Tal fue su impacto de la formación, que los invitaron al programa ‘Tal como somos’, de Canal Sur. Fue la consolidación del núcleo. Pepe Morales sigue al frente, con el apoyo de el guitarrista Elías. Han actuado en numerosos eventos en Granada, Cádiz, Málaga o Murcia. Incluso han tocado repertorio de Semana Santa en el Manuel de Falla. Y han colaborado en un disco del guitarrista Carlos Zárate, veterano director musical del coro de Huétor Vega. En La Nava, desglosaron un popurrí de villancicos populares. Encumbrados en un sonido con cuerpo, fortalecido en los graves gracias a la presencia del bajo.

Invitados a Alhendín

En esta línea, el Coro Rociero Alhendinense se presentó como «un grupo de jóvenes de espíritu», pero «con mucha experiencia». Este clan representa una parte sustancial en la divulgación cultural de Alhendín. El coro de Huétor Vega se mostró entusiasmado con la invitación para participar en el concurso de villancicos que se celebrará el día 16 en este municipio. Brillaron en su recreación de ‘Tan tan’, ‘La virgen fue lavandera’ y ‘A Belén pastores’.

Más joven resultaba el conjunto de Ogíjares, fundado en el año 2000 a partir del entusiasmo de las mujeres aficionadas que se hacieron llamar Canela en Rama. Ahora son quince personas. Un círculo de amigos y amigas con un enorme entusiasmo por la música. «Y con el fin de poner unas gotas de alegría en nuestras vidas». Han cantado fiestas patronales, certámenes de villancicos, pedidas de mano y hasta en jubilaciones. Los cachurros levantaron aplausos después de desgranar piezas como ‘La casa de José’, ‘Suena al compás de palmas’ o ‘Van los pastores de fiesta’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos