«Será buena señal si durante este Mundial suenan muchos cohetes en Huétor Vega»

Juan Soler y Félix Márquez, fundadores de la peña Las Viñas y responsables del estruendo que se escucha en el municipio desde 1995 cada vez que marca la Selección./DIEGO LUZ
Juan Soler y Félix Márquez, fundadores de la peña Las Viñas y responsables del estruendo que se escucha en el municipio desde 1995 cada vez que marca la Selección. / DIEGO LUZ
Juan Soler y Félix Márquez

Coheteros de Los Pipas

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Una de las palabras más vinculadas a Huétor Vega en Twitter es cohetero. Y ya saben, cuando el tuit suena… Durante casi un cuarto de siglo se ha convertido en costumbre: ¿gol del Real Madrid? Cohete. ¿Gol de la Selección española? Toma petardazo al cielo. Cierto es que se escuchan con más fuerza en la parte de alta del pueblo. Pero pregunten, pregunten por allí qué pasa con el fútbol y los canutos de pólvora.

Ocurre que Huétor Vega, dicho sea de paso, siempre ha sido territorio petardo. El cohete siempre ha sido una expresión de celebración, un momento para enmarcar. La tradición se remonta a las antiguas Fiestas de los Quintos, cuando los chavales eran llamados a la mili y acudían al Ayuntamiento para que les tomaran el peso y la estatura. También en los festejos patronales de San Roque, con aquella costumbre de los . O sea, los críos que recorrían las casas pidiendo un detallito.

Los mayordomos avisaban antes de salir de ruta. ¿Y cómo lo hacían? Sí, tirando cohetes. Uno de aquellos adolescentes a principios de los setenta era Félix Márquez. Con 15 años aprendió el manejo de unos cohetes que se tiraban «a pelo, cogiendo el cohete directamente con la mano y prendiendo mecha hasta que se te escapa hacia el cielo».

«Una de las noches más bonitas que hemos vivido fue la del ascenso a Primera del Granada» félix márquez

Félix es de sobra conocido en Huétor Vega. Fue alcalde socialista entre 1991 y 2003. Y en la actualidad ejerce la presidencia del club de fútbol. Apasionado del balompié y hombre de tasca, allá por 1995 reactivó la costumbre de los cohetes en el municipio. Sucedió de una manera inocente, por casualidad.

En Los Pipas, donde se juntaban varios amigos a ver aquellos partidos de domingo, imposibles sin decodificador, halló un aliado en Juan Soler. Instauraron un ritual, una ceremonia. «La peña madridista que se constituyó aquí, en Los Pipas, surgió para celebrar los goles del Madrid. Esto empezó hace 23 años y se convirtió en un santuario del Madrid. Y la gente empezó a asociar los goles con el sonido de los cohetes. Naturalmente, donde hay Madrid también hay Barcelona. Así que salieron algunos culés a repetir la misma dinámica. Nació una rivalidad de coheteros. Esto se ha ido extendiendo con la Selección y con el Granada, sobre todo con el ascenso a Primera», relatan.

«Esto empezó hace 23 años y se convirtió en un santuario del Madrid» juan soler

Se lo toman en serio. En su base de operaciones cuelgan banderas firmadas por los parroquianos durante una buena noche, como la que llevó Zidane a hacer historia con la tercera Champions consecutiva. O una foto de un jovencísimo Callejón en el local hueteño, antes de alcanzar la gloria en el club blanco y en el Nápoles. Ahora, claro, toca caldear el ambiente de cara al Mundial de Rusia.

«España va hacer un buen papel. Tenemos un equipo sólido. Es un plantel competitivo, se ha llevado a cabo la transición dulce que marcó Del Bosque». Son madridistas y cabales. «Tenemos clavado lo de que Iniesta no se haya llevado un balón de oro».

Reconocen que se han llevado más de un susto por jugar con fuego. Y piden disculpas a los hogares con niños y mascotas que han padecido el estruendo. «Pero que comprendan que ese cohete simboliza la satisfacción del aficionado. Si tiramos muchos cohetes, es que va bien la temporada. Mala señal será si no suenan cohetes en este Mundial».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos