El Ayuntamiento de Huétor Vega y Emasagra estudian medidas para evitar inundaciones en la zona baja

El alcalde de Huétor Vega (izquierda), a pie de calle con los técnicos de Emasagra./IDEAL
El alcalde de Huétor Vega (izquierda), a pie de calle con los técnicos de Emasagra. / IDEAL

La avenida de Andalucía suele ser la vía más afectada

R. I.Huétor Vega

Los episodios de lluvias torrenciales de los últimos meses han dejado estampas poco habituales en Huétor Vega, con unas calles convertidas en canales de agua como si de Venecia se tratara. La escarpada orografía del municipio provoca que, ante precipitaciones copiosas, buena parte de las aguas pluviales que caen en las partes más elevadas termine acumulándose en la zona baja, anegando cocheras y sótanos.

A pesar de que las actuaciones emprendidas por el Ayuntamiento en los últimos meses han mejorado la situación, siguen existiendo algunos puntos en concreto en los que el agua recogida satura la red de saneamiento y forma una balsa. Con el objetivo de buscar una solución definitiva al problema, el alcalde, Mariano Molina, se ha reunido con los técnicos de Emasagra, empresa concesionaria del servicio de agua, para comprobar a pie de calle cuáles son esos puntos negros y estudiar las posibles medidas a adoptar.

Uno de ellos es el entorno de la Plaza de la Iglesia, donde la acumulación del agua procedente de las zonas altas del pueblo termina por anegar las cocheras del edificio allí situado. Tras escuchar a los vecinos afectados, Emasagra se ha comprometido a buscar una solución que termine definitivamente con este problema.

Otro de los puntos conflictivos que resolverá Emasagra a petición del Ayuntamiento se encuentra en el cruce de la avenida de Andalucía y Loaysa, cuya red de saneamiento entra en carga cuando llueve copiosamente y, por tanto, la tapa de registro se levanta unos centímetros del suelo con el consiguiente peligro para los vehículos que por allí circulan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos