Día de Andalucía: Huétor Vega reconoce cuatro trayectorias

El taekwondista Rubén Hita Tamayo, emocionado./DIEGO LUZ
El taekwondista Rubén Hita Tamayo, emocionado. / DIEGO LUZ

Manuel del Río, Paloma Jiménez, Rubén Hita y la Peña Deportiva Ébano Fútbol 7 reciben la distinción

EDUARDO TÉBARHuétor Vega

Las lágrimas emocionadas del taekwondista Rubén Hita Tamayo lo decían todo. Fue el momento para enmarcar del acto institucional del Día de Andalucía. Ceremonia en la que, como de costumbre, la corporación municipal reconoce la trayectoria de vecinos y colectivos de Huétor Vega. El 28 de febrero de 2018 se recordará, entre otros instantes, por la sonada ovación que recibió el deportista en el patio de butacas del Centro Social La Nava. De paso, el presentador del evento, Moisés García Chacón, aprovechó para recordar una cuenta pendiente en la localidad: Huétor necesita un espacio escénico.

Entre aplausos, el apoyo de los alumnos de su escuela de taekwondo y alguna que otra cartulina de felicitación al maestro, Rubén subió al escenario embargado por la avalancha de cariño. El suyo es un premio al oficio con amor, a la perseverancia con cabeza. A sus 34 años, este hueteño nacido en el barrio de las Casas Nuevas iba para futbolista, pero una grave lesión le obligó cambiar de disciplina. Su madre, Elena Tamayo Martín, le animó a volcarse en este arte marcial de origen coreano. Sobre todo, cuando llegaron los inevitables bajones anímicos. Esos en los que Rubén debió pensar: «¿Por qué narices hago esto y no me dedico a otra cosa?».

Los ediles del municipio, con los protagonistas del 28-F.
Los ediles del municipio, con los protagonistas del 28-F. / D.L.

Pero el sacrificio dio sus frutos: campeón de Andalucía por tercer año consecutivo, miembro de la Selección Andaluza absoluta desde 2010, ganador del Open Internacional de Portugal en 2016 y del Open Internacional de Valencia en 2017, además de encabezar una escuela que estos meses apila un reguero de medallas de oro en citas internacionales, estatales y autonómicas. Rubén está considerado uno de los mejores profesores de taekwondo de Andalucía.

A su vez, Rubén Hita es miembro del equipo técnico del departamento de parataekwondo de la Federación Andaluza y cuenta con un grupo de discípulos con ceguera, sordera y discapacidad intelectual. ¿Su sueño? Ver a sus pupilos en un campeonato europeo o mundial. Rubén subió a la tarima entre sollozos, a duras penas mantuvo el tipo para mostrar la distinción honorífica concedida por el Ayuntamiento de su pueblo y al fin cogió aire para leer el discurso más largo de la jornada. «A veces nos quejamos por tonterías», dijo al reflexionar sobre su labor con niños discapacitados. «Soy una persona afortunada: siento pasión por mi trabajo. Y mentiría si dijera que ha sido fácil», añadió.

Manuel del Río Martín, con el alcalde, Mariano Molina.
Manuel del Río Martín, con el alcalde, Mariano Molina. / D.L.

Los ediles de Huétor Vega ocuparon el ancho del espacio y se encargaron de entregar las banderas. Acudieron Elisa González Pedraza, Roberto Molina, Susana Megías, Carmen López Nieto, Mariano Girela, Ana Belén Arquelladas, José Manuel Prieto y el alcalde, Mariano Molina (PP); Carolina Higueras, Néstor Iglesias, Ana García y Alejandro García (PSOE); Chus Fernández, Mónica Moreno y José Manuel Alonso (IU); Pedro José Collado (Ahora Sí Podemos); y Joaquín López-Sidro (C’s).

Y de deporte también sabe mucho Manuel del Río Martín, ‘El Zapatero’, homenajeado en su tierra. Un hombre de fútbol, que salió de la barriada de Los Corteses para perpetuarse con el balón. Eterno jugador que nunca se profesionalizaba, militó en las filas de CD Huétor Vega, Huétor Tájar, Guadix, Priego, Churriana de la Vega, Cájar y Zaidín. Ojo: Manuel se retiró con 44 años. Luego inició su andadura como entrenador de las categorías inferiores del equipo de su casa, Huétor Vega. «Nunca había hablado delante de tanta gente. En el fútbol no me importa, pero aquí sí», reconoció. «Empecé a jugar a los doce años, con pelotas de trapo atadas con alambre».

Tributo a la maestra Paloma Jiménez Hurtado.
Tributo a la maestra Paloma Jiménez Hurtado. / D.L.

Por su parte, tuvo un merecido tributo la maestra de educación infantil Paloma Jiménez Hurtado, docente del colegio Mariana Pineda, por su dilatada carrera. Ella se resiste a la jubilación: «Yo soy maestra y quiero seguir aprendiendo», asegura. Sus alumnos siguen recordando la impronta de la profesora cuando se la encuentran por la calle. Y hasta el alcalde confesó: «Aprendí más en el campo con el padre de Paloma que con mi propio padre».

Distinción colectiva a la Peña Ébano Fútbol 7.
Distinción colectiva a la Peña Ébano Fútbol 7. / D.L.

La distinción colectiva fue para la Peña Deportiva Ébano Fútbol 7, encabezada por su presidente, Gerardo Muros. La pasión de este grupo de aficionados a la pelota trasciende lo deportivo y su compromiso llega al ámbito sociocultural en el municipio. Sus cuarenta miembros realizan recolectas navideñas de juguetes, organizan viajes, y participan en eventos como el Día de la Cruz o la Cabalgata. ¿Su último logro? Que Huétor Vega sea sede del Torneo Ciudad de la Alhambra, el más importante de los veteranos en España.

 

Fotos

Vídeos